Escúchenos en línea

Inmigración hasta por las alcantarillas

Agencia The Associated Press (AP). Desde Phoenix | 1 de Agosto de 2006 a las 00:00
Treinta y cuatro inmigrantes indocumentados trataban de mantener el equilibrio sobre un estrecho puente, en el interior de un túnel de alcantarillado, con la esperanza de llegar a Estados Unidos. De pronto, las aguas dentro del túnel subieron por encima de los pies de los inmigrantes, quienes trataron de mantenerse en pie. Cuatro fueron arrastrados por la corriente, ante el horror de sus compañeros. Los agentes de la Patrulla Fronteriza que rescataron a los otros 34 dijeron que para no arriesgarse a ser interceptados por las autoridades, los traficantes de indocumentados trataron de llevar a sus clientes por el túnel que sirve pera prevenir inundaciones, bajo la ciudad de Nogales, Arizona, fronteriza con la población mexicana del mismo nombre. Hasta hace tres años, el Gran Túnel era una ruta popular entre los indocumentados. El tránsito por ahí se redujo después que la Patrulla Fronteriza instaló puertas en un extremo del túnel. Sin embargo, las puertas deben abrirse durante la temporada de lluvias, para evitar que las aguas inunden Nogales, México. Cuando las puertas se abren, los traficantes tratan de cruzar el túnel con drogas o inmigrantes ilegales. Los 38 inmigrantes que desafiaron el jueves las aguas habían entrado al túnel aproximadamente a las 4.00, dijo el sargento policial de Nogales, Jack López, quien interrogó a cuatro sobrevivientes. En ese momento, una tormenta eléctrica se abatía sobre la zona. Aproximadamente a las 5.00, los indocumentados se percataron de que subía el nivel de las aguas, dijo López. La vorágine se acercó a los pies de los indocumentados, y una mujer de 40 años resbaló. Otra mujer, de unos 20 años, trató de salvarla pero también fue arrastrada por la corriente. Algunos sobrevivientes dijeron que las dos mujeres arrastradas eran madre e hija, según López. Más tarde, la corriente se llevó también a un hombre y una mujer, de poco menos de 30 años, según los inmigrantes. Los 34 indocumentados restantes decidieron pedir ayuda a un agente de la Patrulla Fronteriza, y fueron rescatados del lugar, casi cuatro metros abajo del suelo. La búsqueda de sobrevivientes se dio por concluida. Los bomberos recuperaron el viernes el cadáver de una mujer, a unos 19 kilómetros del lugar, en el Río Santa Cruz. El cadáver no ha sido identificado, pero las autoridades consideran que podría tratarse de uno de los cuatro inmigrantes desaparecidos, entre los que había tres mujeres. López dijo que los cuatro inmigrantes con quienes habló estaban asustados. "No pensaban que fueran a sobrevivir", dijo. Los 34 inmigrantes fueron deportados a México, informó Jesús Rodríguez, portavoz de la Patrulla Fronteriza en el sector de Tucson.

Descarga la aplicación

en google play en google play