Escúchenos en línea

Tráfico de personas y drogas entre problemas más comunes en frontera Panamá-Costa Rica

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 7 de Septiembre de 2016 a las 10:22

Tráfico de personas, armas, drogas y dinero resultan los problemas más álgidos que enfrentan este miércoles Panamá y Costa Rica en materia de seguridad en su cordón fronterizo de Paso Canoas.

Según informes de las autoridades, el trasiego de seres humanos desde Centroamérica a la nación istmeña y viceversa tiene como finalidad la explotación sexual y laboral, siendo las mujeres las principales víctimas.

'Actualmente tenemos registradas, en lo que va del año, 30 víctimas, entre las cuales hay dominicanas, costarricenses, salvadoreñas y colombianas', aseguró Ronaldo Villalobos, de la Dirección General de Migración de Costa Rica.

El también miembro de la Coalición Nacional contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas explicó que en la actualidad trabajan con los organismos de seguridad para detectar las bandas dedicadas a esta actividad, lograr encausarlas y condenarlas.

Señaló que la situación de Panamá es similar, por lo cual buscan coordinar las acciones con las entidades policiales y de Migración para darles seguimiento a las víctimas de un país a otro y acabar con estas actividades.

El funcionario admitió que con los puntos ciegos que tiene la frontera, es muy difícil realizar un control, por lo que resulta importante que la comunidad se sume a la lucha para combatir a los grupos organizados.

En días recientes, el Gobierno de Costa Rica anunció que construirá en el Caribe del país una estación de guardacostas y un puesto de vigilancia en carretera con el apoyo de Estados Unidos, con el objetivo de reforzar el combate contra el crimen organizado en la frontera con Panamá.

Justamente, la situación en esta zona común de ambos países, especialmente lo referido al flujo de migrantes irregulares, será tema de análisis entre los presidentes de Panamá, Juan Carlos Varela, y el de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, durante el encuentro previsto entre el 15 y 20 de septiembre.

Por su parte, el director regional de la Dirección Nacional de Aduanas, Francisco Rodríguez, dijo que se elevó la alerta por contrabando de productos agrícolas en ese paso fronterizo, ubicado en la occidental provincia de Chiriquí.

La decisión significa más operativos y revisiones en la documentación, patrullajes constantes y la ampliación de acciones coordinadas con otras instituciones del Estado en materia de seguridad, precisó.

En lo que va de año, las autoridades panameñas decomisaron 400 quintales de ñame y otros productos como zapallos y limones.


Descarga la aplicación

en google play en google play