Escúchenos en línea

Sube el envío de remesas a Honduras

Tegucigalpa. Agencias. | 16 de Septiembre de 2016 a las 11:06

Honduras recibió 2,626.9 millones de dólares en remesas familiares durante los primeros ocho meses de este año, un 6.4% más que los 2,469.9 millones de dólares del mismo período de 2015, informó este viernes el Banco Central de Honduras (BCH).

Las remesas recibidas hasta agosto pasado fueron superiores en 157 millones de dólares (6.4%), según un informe oficial del organismo hondureño.

Solo en agosto pasado las remesas enviadas a Honduras, principalmente desde Estados Unidos, sumaron 388 millones de dólares, detalla el documento oficial.

Los envíos, que proceden principalmente de los emigrantes hondureños en Estados Unidos, donde poco más de un millón de nacionales viven legal o ilegalmente, son la principal fuente de divisas del país, por encima de exportaciones como el café, los productos de la maquila, el camarón y otros, señala el BCH.

El organismo hondureño espera captar unos 3,900 millones de dólares en remesas al cierre de 2016.

En Honduras las remesas contribuyen con un 17% al Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Los impactos en el plano microeconómico pueden ser positivos si esa fuente de recursos se destina a rubros de inversiones en servicios básicos como salud y educación y no solamente para el consumo diario, que en tal caso, solo es un alivio temporal para la pobreza de la familia y no un proceso permanente hacia la seguridad financiera.

En el país las remesas representan para un número cada vez mayor de personas, una fuente importante de divisas y un sostén esencial para los integrantes de millones de hogares, según la clasificación de pobreza no son los hogares más pobres los que se benefician de las remesas.

Se comprobó que las remesas contribuyen a la inactividad laboral en el grupo receptor de remesas en dos de los terciles de la clasificación de pobreza.

Los receptores se benefician de un mayor consumo de bienes y servicios debido a que disponen de mayor ingreso per cápita en el hogar, pero al mismo tiempo están presentando una actividad laboral menor que los hogares no receptores.

Las remesas constituyen un volumen considerable que provoca amplios efectos económicos a nivel del hogar, pero no pueden considerarse la panacea que resuelve los problemas estructurales de la pobreza.


Descarga la aplicación

en google play en google play