Escúchenos en línea

Oportunistas y coyotes hacen negocio con drama de migrantes en Costa Rica

La Cruz, Guanacaste. La Nación. | 18 de Septiembre de 2016 a las 12:55

Oportunistas y coyotes hacen su agosto con los migrantes haitianos y de otras nacionalidades que se amontonan a la orilla de la carretera a la espera de poder ingresar a Nicaragua.

Al ser abordados por la prensa, los haitianos relatan sin timidez los abusos de los que dicen ser objeto, y que van desde el cobro de $5 por usar un baño hasta $500 por cruzar hacia el otro lado de la frontera.

Las anécdotas se amontonan a unos dos kilómetros de la guardarraya que separa a Costa Rica de territorio nica.

Al otro lado de la aguja, unos 40 oficiales del Ejército de Nicaragua vigilan, fusil en mano, que ningún migrante ilegal cruce. Del lado tico, cientos de indocumentados esperan una oportunidad para seguir su camino hacia Estados Unidos.

Mientras el sueño se concreta, los gastos aumentan de la mano con las necesidades.

Con un niño en brazos, un corpulento hombre llamado Emanuelle Saint Claire asegura que son víctimas del abuso de muchos lugareños que les cobran altas sumas a cambio de cualquier servicio.

“Los taxistas son de los que hacen más dinero con nosotros. Ellos dicen que nos ayudan para sacar dinero de las cuentas (bancarias), pero nos cobran hasta $20 cada vez que lo hacen”, dice.


Descarga la aplicación

en google play en google play