Escúchenos en línea

Las remesas de los inmigrantes iberoamericanos alcanzan niveles precrisis

Madrid. Agencias. | 25 de Septiembre de 2016 a las 13:21

Los inmigrantes reflejan a la perfección los vaivenes económicos que ha vivido España en la última década. Representaron primero la creación de empleo masiva y el «boom» inmobiliario para más tarde convertirse en uno de los colectivos más golpeados por la crisis económica. Muchos decidieron regresar a sus países de origen. Los que se quedaron no solo tuvieron que asegurar su bienestar económico, sino que miles de ellos se encargaron de garantizar la seguridad financiera de sus familiares. Aunque estos se encontraran a miles de kilómetros de distancia.

Las remesas también han vivido su particular recesión. El estudio Remesas e Inclusión financiera: Análisis de una encuesta de migrantes de América Latina y el Caribe en España, liderado por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) muestra que el crecimiento de este tipo de transferencias se mantuvo estable hasta 2008. En ese año comenzó un desplome provocado por factores como la pérdida de empleo de un alto porcentaje de la población inmigrante residente en España.

Hoy todavía se mantienen estas dificultades. Según el Fomin, un 60% de los inmigrantes cuentan con empleos poco cualificados, un 25% cobra menos de 600 euros al mes y un 22% se encuentra en paro. Y sin embargo, las remesas volvieron a crecer en 2015.


Descarga la aplicación

en google play en google play