Escúchenos en línea

Tigres del Norte: La jaula de oro, no deja de ser prisión

Ciudad de México. Por Socorro Orozco/Agencias. | 27 de Septiembre de 2016 a las 16:15

Se registró el primer debate presidencial entre los candidatos Hillary Clinton y Donald Trump por la presidencia de Estados Unidos, y como invitado especial para comentar lo referente al tema migratorio, estuvo con el periodista Jorge Ramos en Univisión, el cantante sinaloense Jorge Hernández, el Jefe de Jefes de Los Tigres del Norte, agrupación que es la voz y el sentimiento de todos los inmigrantes.

Tras el pasar de los años hemos escuchado a infinidad de artistas como Juan Gabriel, Vicente Fernández, Joan Sebastián, Intocable, Ricardo Arjona, Molotov y muchísimos más, que le han cantado a los inmigrantes.

Pero indudablemente, Los Tigres del Norte desde siempre han estado al pie del cañón con sus letras de apoyo y van de la mano en cada una de sus producciones con una dedicatoria especial para los indocumentados, en donde queda de manifiesto ser la voz del pueblo inmigrante, porque dicen los de Rosa Morada, Mocorito, todos somos América.

“Haber nacido en América, es una bendición llena de bellas imágenes, que alegra el corazón, mosaico de mil colores, bellas mujeres y flores para los pueblos de América, les canto mi canción; de América, yo soy, de América yo soy…”

Los Jefes de Jefes, le cantan a todo aquel ilegal que logró brincar el muro fronterizo, al que atravesó el Rio Bravo por donde corre hasta sangre, y también a otros más que desafiaron la profundidad de las aguas frías, aquellas aguas congeladas que llegaron a entumecer su cuerpo pero no su alma.

En su amplio repertorio su canto, también es para quienes enfrentan la muerte en pleno desierto, a los que murieron sin una gota de agua, insolados bajo aquellos rayos de sol incandescentes que les quemo la piel, y con ello mató toda ilusión de alcanzar el famoso sueño americano y una mejor vida para su familia.

En sus letras, jamás han faltado las hazañas para quienes recorrieron kilómetros montados en La Bestia, desafiando a la muerte y el peligro que los acechó en todo momento, entre ellos recordemos al emigrante salvadoreño quien en busca del sueño americano atravesó las fronteras de Guatemala, México y  Estados Unidos y los famosos Tigres del Norte muy a su estilo le apodaron el Tres veces mojado, un rotundo éxito en su discografía.

“Son tres fronteras las que tuve que cruzar por tres países anduve indocumentado tres veces tuve yo la vida que arriesgar por eso dicen que soy tres veces mojado”.

Indudablemente, Los Tigres del Norte los máximos representantes y exponentes del género Regional Mexicano, son los aliados y quienes alzan la voz de los inmigrantes, y desde sus inicios a lo largo de varias décadas el indocumentado ha sido su referente y máxima inspiración, ellos han sentido el apapacho de los famosos Tigres del Norte quienes los cobijan con sus letras impresas con una dedicatoria especial, porque los inmigrantes que recorren las cuatro fronteras estadounidenses forman parte de su valiosa historia musical.

“No pude cruzar la raya, se me atravesó el Rio Bravo me aprendieron malamente, cuando viví al otro lado los dólares son bonitos, pero yo soy mexicano..”

Quién no los recuerda en sus inicios, con aquel himno hecho a la medida del inmigrante y que titularon Vivan los mojados, también se desprende película, sin duda una canción que plasma “el mal necesario” para Estados Unidos, la existencia de los  ilegales en el territorio americano y quienes hacen el trabajo duro de una nación y pese a todo lo que se dice forman parte de su crecimiento económico.

Su canto se eleva en las alturas y entre las multitudes se mezcla con América, El mojado acaudalado, Los hijos de Hernández, De paisano a paisano, y muchísimas más que traen el sello impreso y sus letras son una plena identificación de todo inmigrante con Los Tigres del Norte, aquellos jovencitos que un día también cruzaron la frontera en busca de cumplir sus sueños musicales.

Las rosas de Mexicali, y la sangre en el Rio Bravo son dos cosas diferentes, pero en color son hermanos y la línea divisoria, es la tumba del mojado…

Los ídolos, los de Rosa Morada, Mocorito quienes salieron de aquel pueblo sin mirar atrás, en busca de una mejor oportunidad de vida, han sentido la zozobra y el miedo que se vive en esa travesía interminable, por eso le cantan a La tumba del mojado en honor de quienes huyen aterrados de sus pueblos, algunos desplazados por la violencia y otros más por la pobreza extrema, pero para algunos el sueño queda inconcluso, frustrado e impregnado de dolor.

Actualmente a punto de ajustar 50 años de carrera musical, Los Jefes de Jefes de la música norteña van de la mano, cantando las vivencias de todo aquel ilegal con plena identificación y eleva su petición a San Pedro, “El Santo de los mojados” canción que trae un contenido de petición de ayuda para evitar el peligro y volarse el muro de la desesperación, el muro de la incertidumbre.

“Concédenos señor yo te pido, llegar a los Estados Unidos, no dejes que regrese al infierno que a mi país convierte el gobierno…”

También narran la vida de otros más ya establecidos por décadas en territorio estadounidense como lo dice claramente la exitosa letra de La Jaula de Oro, de quienes sienten la nostalgia de su familia que dejaron en tierra mexicana, y cada fin de semana al calor de una cerveza o una copa de vino, en el rincón de una cantina cantan con el corazón en la mano, aquellas verídicas letras extraídas de vivencias de todo ilegal, de aquellas personas que cuentan sus historias, sus hazañas tras cruzar esa frontera divisoria, que los deja marcados de por vida y arrastran una estela de tristeza y dolor tras su ingreso a Estados Unidos.

En este recuento no puede faltar el tema de El emigrante que es un himno a la nostalgia del indocumentado que extraña su terruño, su familia a quien idolatra y en su pensamiento da vueltas y vueltas una pregunta sin respuesta, taladrando sus pensamientos.

“La soledad me carcome, también el tiempo solo con el pensamiento regreso a donde nací lejos en tierras extrañas vivo en el tormento cual si me tuvieran preso y no me puedo salir".

También le entonan sus temas a quienes no tuvieron suerte y su vida quedó  en el camino, sus sueños e ilusiones se cortaron y hasta la fecha no hay cifras exactas de cuántas personas han muerto en el intento de cruzar la frontera, tampoco un número de los desaparecidos quienes sin dejar un rastro, una huella o una tumba en donde sus familiares puedan llorar al ser querido que un día salió de casa para nunca más regresar.

Realmente es una historia sin fin el tema de los inmigrantes, una historia que marca las vida de millones de personas que un día decidieron ingresar a Estados Unidos en busca de una mejor vida, pero los alcanzo la tristeza, el dolor, la soledad y a otros más la muerte.

Es así como terminamos con este recuento de las canciones más  sobresalientes para los inmigrantes, en días difíciles y de elecciones en Estados Unidos en donde el tema de la inmigración es escabroso y sin pronta solución.

Mientras tanto, las letras de Los Tigres del Norte son el cobijo y voz para los que han esquivado los peligros existentes tras dejar su patria e ingresar a territorio americano, esa enorme nación que se convirtió en La Jaula de Oro, porque dicen lo tienen todo, pero a la vez nada, tras dejar una parte de su vida al otro lado, si, al otro lado de esa línea divisoria, de ese enorme muro fronterizo convertido en la “manzana” de la discordia que destruye todo “sueño americano”, el famoso muro que es un símbolo de segregación y muerte.

"De que me sirve el dinero, si estoy como prisionero, dentro de esta gran nación, cuando me acuerdo hasta lloro y aunque la jaula sea de oro no deja de ser prisión".


Descarga la aplicación

en google play en google play