Escúchenos en línea

Realizan boicot contra el nuevo censo escolar británico que identifica a inmigrantes

Reino Unido. Agencias. | 11 de Octubre de 2016 a las 16:45

Los padres con niños nacidos fuera del Reino Unido han iniciado una campaña contra el nuevo censo escolar, que por primera vez obliga a identificar a los niños no británicos y a revelar su país de nacimiento.

Aunque la medida fue aprobada meses antes del referéndum de la UE (y fue impulsada por la entonces ministra de Educación Nicky Morgan, partidaria de la permanencia), los padres de niños extranjeros temen que la información pueda ser usada para procesos de deportación después del Brexit."En algunos casos, las escuelas están obligando a los padres a facilitar el pasaporte de loa niños y en muchas familias empieza a cundir la preocupación", advierte Jen Persson, portavoz del grupo Against Borders for Children.

La campaña #BoycottSchoolCensus se ha reactivado en los últimos días tras el anuncio de los planes para elaborar listas de trabajadores extranjeros en las empresas británicas. El Gobierno de Theresa May se vio obligado a dar marcha atrás a los pocos días tras la fulminante reacción en contra de la clase empresarial.

El Ministerio de Educación ha defendido el nuevo censo alegando que la finalidad es identificar los alumnos que puedan necesitar "apoyo o refuerzo lingüístico" y ha asegurado que los datos serán confidenciales y no serán remitidos al Ministerio de Interior.

En su polémica intervención en la conferencia del Parido Conservador, la ministra de Interior Amber Rudd anticipó una drástica reducción del número de estudiantes que podrán entrar en el Reino Unido y nuevos criterios de selección para escuelas y universidades de élite.


Descarga la aplicación

en google play en google play