Escúchenos en línea

Aseguran que son «ilegales» las retenciones de inmigrantes con miras a deportación

Austin. The Texas Tribune | 14 de Octubre de 2016 a las 16:00

El fallo del mes pasado de un juez federal de Illinois que debilita una herramienta importante que el Gobierno federal usa para deportar a inmigrantes delincuentes, podría esparcirse por todo el país, cambiando la forma en que el personal de las cárceles locales retiene a la gente que cree que está en el país ilegalmente.

El 30 de septiembre, el juez de Distrito de Estados Unidos John Z. Lee, falló que el uso por el Departamento de Seguridad Terrestre de requisiciones de retención –peticiones formales de autoridades federales de inmigración a una cárcel local para que retenga a los presos no ciudadanos– excede su autoridad legal.

La Agencia de Inmigración y Vigilancia de Aduanas (ICE) de Estados Unidos normalmente emite una requisición cuando considera que alguien detenido por delitos locales o estatales podría además ser candidato a deportación por violar las leyes de inmigración del país. Cuando un centro de detención local recibe una requisición de retención de uno de sus reclusos, lo retiene más allá del tiempo acostumbrado, normalmente 48 horas, dando tiempo a las autoridades federales para llegar por el detenido.

Lee falló que dichas solicitudes eran ‘inválidas’ porque tales requisiciones emitidas bajo el cobijo del programa de detención de ICE busca detener a sujetos sin una orden de aprehensión –aun en ausencia de la determinación de ICE de que los sujetos podrían escapar antes de que se pueda obtener una orden de aprehensión.

El fallo de Lee gobierna sobre Illinois, Indiana, Kansas, Kentucky, Missouri, Wisconsin y algunas solicitudes emitidas en cerca de dos docenas más de estados, de acuerdo con el Centro Nacional de Justicia al Inmigrante.

Pero el impacto del fallo podría expandirse si lo mantienen las Cortes de apelaciones o si provoca demandas similares en otros estados.

Jackie Watson, abogada de inmigración radicada en Austin y directora pasada del capítulo en Texas de la Asociación de Abogados de Inmigración de Estados Unidos, expresó que conforme al fallo del juez Lee, ICE aún puede emitir solicitudes de detención pero que necesita demostrar causa probable y solicitar una orden de aprehensión.

Aunque el fallo tiene un alcance bajo, podría hacer que los texanos entablen una demanda en busca de un fallo similar, explicó.

‘Ciertamente les da respaldo a jurisdicciones que podrían estar renuentes a cooperar con las solicitudes de ICE si dicen: Mira, nosotros no queremos responsabilidad en esto de retener gente para ti si las Cortes federales van a determinar que es inconstitucional’, dijo.

El caso fue iniciado por José Jiménez Moreno, ciudadano estadounidense de Illinois, y María José López, residente permanente legal de Florida. Ambos estaban detenidos por cargos penales no relacionados cuando ICE envió requisiciones para retenerlos.

Cuando se le preguntó sobre el fallo y sus posibles repercusiones en oficinas de ICE en Texas, una vocera de la oficina en San Antonio de la agencia declaró que se está ‘revisando el fallo de la Corte para determinar el curso de acción’. La decisión de Lee llega en un momento en el que los condados Dallas y Travis han estado en el centro de la controversia, dado que los legisladores republicanos están cuestionando si las cárceles de esas jurisdicciones honran, o continuarán honrando las solicitudes de retención de inmigrantes.

Como parte de su campaña para sheriff del Condado Travis, la asistente del sheriff Sally Hernández ha prometido sacar a los agentes de ICE de la cárcel, una postura que provocó críticas de Joe Martínez, su oponente republicano, y del sheriff actual, el demócrata Greg Hamilton.

Los activistas del Condado Travis han exhortado por años a terminar este programa de honrar las requisiciones de ICE. En el 2014, más de 100 abogados y profesores advirtieron a los legisladores locales que de continuar con dicha participación en el programa podría haber repercusiones legales para el Condado.

A finales del año pasado, el gobernador Greg Abbot reprendió a la sheriff del Condado Dallas, Lupe Valdez, luego de que ella declarara que trabaja con ICE analizando caso por caso. Valdez luego dijo a los legisladores que ella no había rechazado una sola requisición y que sus comentarios fueron tomados fuera de contexto.

Las cárceles de Texas tienen un largo historial de cooperar con ICE cuando la agencia requiere que un inmigrante sea retenido para poder revisar su estatus migratorio. En un análisis realizado por Texas Tribune de datos de ICE se determinó que entre enero del 2014 y septiembre del 2015, las cárceles se rehusaron a honrar 146 solicitudes. Eso es menos del 1 por ciento de las 18 mil 646 que fueron rechazadas a lo largo y ancho del país en ese mismo período.

Aun así Abbot y el vicegobernador Dan Patrick han prometido aprobar una legislación que elimine las ‘ciudades santuario’ –el término coloquial para gobiernos locales que se rehúsan a colaborar con los agentes de inmigración o hacer que se cumplan las leyes de inmigración. Pero un fallo similar al de Lee aplicado a Texas podría dejar sin efecto dicha legislación.

“Todo lo que buscan es que las ciudades santuario cooperen con las requisiciones emitidas por ICE, punto”, explicó Watson. Y si dichas solicitudes son anticonstitucionales, le estarían ordenando a las ciudades que sean cómplices de actos anticonstitucionales”.

Dan Stein, presidente de la Federación para la Reforma de Inmigración a Estados Unidos, se refirió al fallo como una erosión más a las leyes migratorias del país.

‘Ahora, hasta en casos donde los extranjeros son encarcelados y están pagando una condena, estas detenciones están siendo criticadas’, dijo. ‘En todas las áreas de cooperación en la vigilancia estatal y federal, los contribuyentes y el público esperan que estas agencias trabajen en equipo. Y ya sea que lo denominen un requerimiento legal obligatorio, o un asunto de cortesía, una retención civil por 24 o 48 horas es una práctica de hace mucho tiempo para no ciudadanos’.

Watson comentó que el Gobierno federal puede apelar el fallo de Lee y que podría limpiar el camino para que la Corte Suprema de Estados Unidos decida el asunto de una vez por todas.

Stein no quiso adelantar lo que la Corte Suprema podría fallar, pero comentó que en su opinión está claro que ICE tiene la facultad de continuar sus prácticas actuales en asuntos de inmigración.


Descarga la aplicación

en google play en google play