Escúchenos en línea

Ultraderecha republicana pone en riesgo voto latino

Agencia EFE. Desde Washington. | 1 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Las posiciones radicales sobre inmigración por parte de políticos conservadores como el congresista Tom Tancredo (Colorado) podrían hacer que el Partido Republicano pierda millones de votos latinos el próximo año, según un nuevo estudio. "Guerras fronterizas: el impacto de la inmigración en el voto latino", un informe del centro conservador Americas Majority Foundation, sostiene que las políticas que generan miedo entre los indocumentados provocarán el rechazo generalizado entre los residentes legales que comparten sus raíces. El análisis distingue entre dos enfoques: el primero es el que apuesta por medidas exclusivamente policiales en materia migratoria y defiende la expulsión de los alrededor de doce millones de indocumentados, ya sea por la fuerza o de forma voluntaria. El segundo, que se ha bautizado como "reforma migratoria amplia", opta por combinar la seguridad fronteriza con un proceso para legalizar a los indocumentados. Richard Nadler, autor de "Guerras fronterizas", concluye que en los distritos legislativos de la frontera entre EE.UU. y México los latinos y los líderes electos no se oponen, por principio, a hacer cumplir la ley. La población de esos distritos sí muestra, sin embargo, un fuerte rechazo a los discursos que abogan a favor de la deportación masiva y defienden criminalizar a los indocumentados. El informe destaca que en las elecciones legislativas de noviembre de 2006 esos distritos transmitieron un mensaje claro: los candidatos republicanos con las posturas más extremas perdieron su batalla por el poder. Con esos datos sobre la mesa, "Guerras fronterizas" pronostica que los conservadores podrían perder más de cuatro millones de votos latinos en las presidenciales de 2008 si el partido defiende la vía policial y los demócratas, por su parte, se concentran en atraer a los latinos en los estados en los que su voto puede ser clave. Jack Pitney, profesor de la universidad californiana Claremont McKenna College, menciona que los latinos pueden tener la última palabra en estados como Nuevo México, Colorado o Nevada. Pitney recuerda, en ese sentido, que en Nuevo México los republicanos ganaron por menos del uno por ciento en las presidenciales de 2004 y que en otras zonas de fuerte presencia latina como Colorado la contienda fue también muy reñida. "El voto latino puede resultar decisivo si las elecciones vuelven a ser tan apretadas en esos estados", dijo a Efe el profesor. La inmigración, de todos modos, tampoco es un asunto sencillo para los demócratas, como quedó claro el martes durante el debate electoral que se celebró en Filadelfia (Pensilvania). La encargada de recordar lo peliagudo del tema fue la senadora por Nueva York Hillary Clinton, quien evitó decir si está a favor o en contra de que los indocumentados tengan permiso de conducir. Durante la discusión, el senador Christopher Dodd (Connecticut) calificó de "problemático" el plan propuesto por el gobernador del estado de Nueva York, Eliot Spitzer, para que los que no tienen papeles puedan conseguir una licencia de conducir.

Descarga la aplicación

en google play en google play