Escúchenos en línea

Los latinos realzan el nivel de ligas mayores

La Habana. Por Lemay Padrón Oliveros (*0)/PL | 26 de Octubre de 2016 a las 12:36

Desde su ingreso en la llamada Gran Carpa, el talento latinoamericano ha dado múltiples muestras de calidad, y llenado de colorido cada temporada transcurrida en el béisbol de Grandes Ligas.

La temporada 2016 no ha sido la excepción, y varios nombres propios han acaparado protagonismo tanto ofensivo como en el pitcheo, con desempeños notables a lo largo de toda la campaña.

El primer nombre que salta a la vista es el del toletero dominicano David Ortiz, quien dirá adiós como uno de los mejores bateadores del momento.

Ortiz cerró la campaña 2016 con bateo de .315, 127 carreras impulsadas, 38 jonrones, 48 dobletes, 80 bases por bolas, slugging de .620, OPS de 1.021 y OBP de .401, promedios todos superiores a la media de su carrera.

Esos números lo colocaron como líder en la Liga Americana en remolques, slugging, OPS y dobles, octavo en cuadrangulares, sexto en porcentaje ofensivo y tercero en OBP, en lo que es sin dudas un retiro en plena forma.

Pero no fue solo el 'Big Papi', pues también cerraron entre los primeros en varios departamentos sus compatriotas Robinson Canó, José Ramírez, Nelson Cruz, Edwin Encarnación y Manny Machado, y los venezolanos José Altuve, Miguel Cabrera y Elvis Andrus.

Canó fue segundo en veces al bate (655), cuarto en imparables (195), séptimo en jonrones (39), octavo en carreras anotadas (107) y décimo en slugging (.533), al tiempo que a la defensa cerró quinto en outs realizados (429) y sexto en doble plays (123).

En tanto, Ramírez culminó sublíder en dobles (46), séptimo en average (.312), noveno en bases robadas (22) y décimo en OBP (.363), y Cruz como segundo jonronero (43), tercero en slugging (.555), quinto en OPS (.915) y octavo impulsor (105).

Por su parte, Encarnación fue colíder remolcador (127), tercero en bambinazos (42), sexto en bases por bolas (87) y décimo en OPS (.886), y Machado quinto en veces al bate (640), sexto en hits (188), octavo en tubeyes (40) y décimo en anotadas (105).

Punto aparte para Altuve, el 'pequeño gigante', quien encabezó el promedio ofensivo (.338) y los indetenibles (216), y además concluyó segundo en bases robadas (30), tercero en dobletes (42), cuarto en OBP (396), quinto en OPS (.928) y veces al bate (640), séptimo en anotadas (108), y décimo en triples (5).

Otra campaña notable tuvo Cabrera, segundo en slugging (.563), tercero en batazos de dos bases (42) y OPS (.956), cuarto en average (.316), quinto en OBP (.393), sexto en incogibles (188) y empujadas (108) y octavo en cuatriesquinazos (38). Finalmente, Andrus fue tercero en triples (7) y estafas (24), y décimo en bateo (.302) en una temporada en la cual también brillaron el cubano José Abréu y los dominicanos Albert Pujols, Hanley Ramírez y Adrián Beltré.

Desde la lomita se destacó en el Viejo Circuito el mexicano Aaron Sánchez, líder en promedio de carreras limpias (3.00), cuarto en average rival (.224) y noveno tanto en juegos ganados (15) como en corredores embasados por entrada (1.17).

Sus compatriotas Roberto Osuna y Marco Estrada también tuvieron buenos desempeños, pues Osuna fue cuarto en juegos lanzados (72) y sexto en rescates (36), y Estrada el mejor en promedio de los rivales (.203) y sexto en WHIP (1.12), además de irse sin errores en 22 lances.

Además, el colombiano José Quintana aportó bastante a Chicago White Sox, pues finalizó sexto en entradas lanzadas (208.0), séptimo en efectividad (3.20) y octavo en WHIP (1.16).

No obstante, el departamento más concurrido para los latinos fue el de los juegos salvados, en el cual el venezolano Francisco Rodríguez fue sublíder, con 44 de 49 oportunidades, y el dominicano Alex Colomé cuarto, con 37 de 40.

LA LIGA NACIONAL TAMBIÉN PONE LO SUYO

Aunque su bateo es ligeramente más débil que la Americana, la Liga Nacional también tuvo actuaciones notables de peloteros latinos, con destaque para el venezolano Jean Segura, el cubano Yoenis Céspedes y el dominicano Jonathan Villar.

Segura firmó su mejor campaña en la Gran Carpa al ser el máximo productor de hits (203), encabezar las veces al bate (637) y ser quinto en promedio (.319), robos (33) y biangulares (41), séptimo en anotadas (102) y octavo en triples (7).

En tanto, Céspedes terminó noveno en slugging (.530) y cuadrangulares (31), y Villar encabezó a los robadores (62), fue octavo en boletos (79), noveno en dobles (38) y décimo en veces al bate (589).

Otros con protagonismo fueron los dominicanos Starling Marte y Yadier Molina, y los venezolanos Wilson Ramos y Carlos González, clara muestra de la valía del poder latino.

Entre los lanzadores sobresalieron los dominicanos Johnny Cueto y Carlos Martínez y el cubano José Fernández, lamentablemente fallecido el mes pasado en un accidente.

Cueto puso fin a la temporada como tercero en juegos ganados (18) y entradas lanzadas (219.2), quinto en promedio de carreras limpias (PCL: 2.79), sexto en ponches propinados (198) y octavo en WHIP (1.09) y juegos iniciados (32).

Por su parte, Fernández fue sublíder en ponches (253), quinto en juegos ganados (16), séptimo en PCL (2.86) y noveno en promedio rival (.224) y WHIP (1.12).

Finalmente, Martínez aparece quinto en victorias (16), noveno en PCL (3.04) y décimo en episodios trabajados (195.1).

Además, el veterano dominicano Bartolo Colón fue tercero en juegos iniciados (33) y décimo en triunfos (15), y el colombiano Julio Teherán quinto en WHIP (1.05) y octavo en AVE (.223).

Al igual que en la Americana, el predominio latino es considerable también entre los taponeros, pues los dominicanos Jeurys Familia (48), Santiago Casilla (31) y Fernando Rodney (25) finalizaron primero, sexto y octavo, por ese orden, y el venezolano Jeanmar Gómez (37) quinto.

En plena Serie Mundial los latinos siguen brillando, pero esas actuaciones las abordaremos en un próximo especio dedicado a la postemporada.

(*) Periodista de la Redacción de Deportes de Prensa Latina; [email protected]


Descarga la aplicación

en google play en google play