Escúchenos en línea

Costarricense alojaba en hotel a migrantes que «coyotes» trasladaban

San José. Agencias. | 29 de Octubre de 2016 a las 13:35

La Fiscalía Adjunta contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes logró demostrar con sólida evidencia la culpabilidad de diez personas que fueron acusadas del delito de tráfico ilícito de migrantes.

Debido a lo sólidas que eran las pruebas, los imputados se sometieron a un procedimiento abreviado, en el que aceptaron los hechos y recibieron la condena sin requerir juicio.

Cuatro de los imputados recibieron la pena de cinco años pues eran los que lideraban la organización, y a los otros seis se les ordenó cuatro años de prisión.

Mientras que una persona más había sido acusada, pero se sometió a una salida alterna llamada suspensión del proceso a prueba.

Esto porque la participación de esta persona en los delitos era menor, al igual que el castigo establecido por ley.

Esta persona albergó en sus hoteles a los migrantes del grupo que movilizaban.

En el plazo de dos años, la mujer deberá cumplir con 200 horas de trabajo comunal y donar ¢300 mil a una organización de bien social.

Hechos

La acusación de la Fiscalía incluida en el expediente 15-02-1321-PE, entre enero y noviembre de 2015, los imputados acordaron asociarse para integrar una organización criminal dedicada al tráfico de migrantes.

La actividad la desarrollaron en todo el territorio; sin  embargo, mayoritariamente en los sectores de Liberia y La Cruz en Guanacaste.

El grupo utilizaba un punto en La Cruz para que los migrantes ingresaran al país, o bien como punto de salida.

El modo de operar era contactarse por teléfono con otros miembros de la organización ubicados fuera de Costa Rica, en países como Ecuador, Colombia, Panamá, Nicaragua, Guatemala, Honduras, México y diferentes estados en Estados Unidos, entre otros.

Ellos planificaban, coordinaban y ejecutaban tanto el cruce de fronteras con evasión de los controles migratorios, como la permanencia ilícita de los migrantes ilegales.

Los integrantes del grupo coordinaban transporte, ocultamiento, encubrimiento y alojamiento de grupos de migrantes que no contaban con visas o permisos respectivos por las autoridades competentes.

En la investigación determinaron que cobraban hasta $18 mil a los migrantes que viajaban desde Ecuador y $320 a migrantes que se movilizaban desde Costa Rica.


Descarga la aplicación

en google play en google play