Escúchenos en línea

Ahora hay más presión del Gobierno argentino para legalizar a migrantes

Buenos Aires. Agencias. | 27 de Noviembre de 2016 a las 15:27

Cerca de un millón de paraguayos viven en la Argentina, y permanentemente siguen viajando más compatriotas al vecino país, pese a que el Gobierno de Macri se halla abocado a una iniciativa para endurecer la política migratoria.

Los ministerios de Seguridad e Interior de la Argentina trabajan en una iniciativa para endurecer la política migratoria en el vecino país.

Endurecerán los requisitos para los ingresos a través de cuestionarios más exigentes y crearán una policía migratoria.

El cónsul general paraguayo en Buenos Aires, Edilberto Cantero, cuenta que entre 800 a 1.000 paraguayos por día concurren a la representación consular a su cargo, en su gran mayoría, para renovar y obtener documentos básicos para gestionar la radicación y regularizar la residencia: la cédula de identidad y el certificado de antecedentes policiales que les son proveídos gratuitamente. Largas filas de paraguayos que, desde las tres de la mañana se congregan frente al Consulado a esperar que la institución abra sus puertas a las siete. Cantero dice que en lo social hay mucha necesidad entre los connacionales y que hospitales como el Garrahan mantienen en promedio 100 a 120 niños paraguayos en terapia intensiva.

–¿Varió la actitud para otorgar la radicación legal a nuestros compatriotas?

–El Gobierno argentino no se niega a otorgar la radicación. Depende ya de nuestros connacionales gestionar el documento nacional de identidad (DNI) argentino y posterior a eso, que comenzar las gestiones para su radicación. Ahora, en contrapartida, hay más presión del actual Gobierno para la legalización de los inmigrantes porque, también debemos reconocer, ha incrementado en alguna medida la expulsión de connacionales, pero por hechos delictivos, no por falta de documentación.

–¿Esa presión es la que hace que estén teniendo tanta demanda de documentos en el Consulado?

–La verdad es que siempre hubo mucha gente y con más razón en esta época de fin de año, con la desesperación de regresar al país para las fiestas navideñas. Entre 800 a 1.000 personas por día acuden al Consulado.

–¿Y tienen una sola oficina?

–Tenemos las dependencias del Consulado General y una sede B, muy cerca, donde se prioriza la parte documentaria.

–¿Cuánto demoran para la obtención de sus documentos actualizados?

–Bueno, cuando llegan, se les entrega un número. Tratamos de agilizar la atención evitando que se aglomeren en la calle. Nuestra gente ya está desde la madrugada, tres o cuatro de la mañana para formar la cola. Ahora atendemos desde las 7.00 de la mañana hasta las 14.00. Antes el horario de atención era de 8.00 a 15.00. Tratamos en lo posible de atender la mayor cantidad posible entre las 7.00 y las 9.00. Con autorización de la Cancillería estamos buscando un local mucho más amplio para tratar en lo posible de darle cabida a nuestra gente dentro del edificio.

–¿Hay preocupación tras el anuncio de que habrá mayor control a migrantes?

–Nosotros mismos tratamos de informarles, de difundir cualquier medida nueva que surja. Además de concientizarlos sobre la necesidad de que legalizar su situación. La inmigración paraguaya es tradicional, no es circunstancial ni reciente como la de otros países. En la Argentina están nuestros familiares de 4 a 5 generaciones que están totalmente integradas. Hay bisabuelos y bisnietos. Cuántas personalidades argentinas son nietos o nietas de paraguayos.

Es totalmente diferente a la actual inmigración, muy grande, boliviana, peruana, y últimamente, colombiana.


Descarga la aplicación

en google play en google play