Escúchenos en línea

Senado gringo aprueba mil 830 millones de dólares para construir barda fronteriza

Agencia Efe. Desde Washington y Notimex. | 4 de Agosto de 2006 a las 00:00
El senado de Estados Unidos aprobó este jueves por abrumadora mayoría la asignación de mil 830 millones de dólares para la construcción de una barda en la frontera con México, destinada a impedir la inmigración indocumentada. Los fondos para el presupuesto de la Guardia Nacional, incluidos en una enmienda a la ley de gastos del Departamento de Defensa para el año fiscal 2007, se usarán para construir una barda triple en la frontera. Por 94 votos contra tres, los senadores estadounidenses aprobaron este miércoles la asignación de los recursos. En mayo pasado, el Senado aprobó un proyecto de ley que permite la construcción de una barda en la frontera de casi 600 kilómetros y barreras para vehículos de aproximadamente 750 kilómetros. El senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, destacó que en mayo pasado se logró la inclusión de esta enmienda en un proyecto del Senado, pero que en esta oportunidad se aseguraron fondos para lograr la meta. Indicó que el dinero provendrá de los 86 mil 300 millones de dólares en fondos de emergencia asignados para el Departamento de Defensa. "Con la aprobación de mi enmienda en este día, estamos enviando una señal de que estamos serios para detener el flujo de inmigrantes ilegales en la frontera", apuntó Sessions. Señaló que una barda fronteriza, combinada con las fuerzas de la Guardia Nacional, un incremento de agentes de la Patrulla Fronteriza y más camas para los indocumentados arrestados, se ayudará a que en Estados Unidos se pase de la "ilegalidad a la legalidad". "Si continuamos enviando señales como esta, que los días de la frontera abierta ya pasaron, la gente sabrá que tiene sentido solicitar y venir legalmente al país, de acuerdo con nuestras leyes, en lugar de tratar de ingresar ilegalmente", subrayó. La Casa Blanca consideró este miércoles que en el Congreso hay síntomas favorables para lograr una reforma migratoria amplia, pese a que hay posiciones encontradas. "Creo que existe un creciente reconocimiento en las dos cámaras de que ésta es la manera apropiada de proceder" para lograr una reforma migratoria integral, dijo el vocero de la Casa Blanca, Tony Snow. Tanto la Cámara de Representantes (en diciembre de 2005) como el Senado (en mayo pasado) aprobaron por separado reformas migratorias opuestas que deberán ser conciliadas a través de negociaciones en una comisión bicameral. La integración de la citada comisión ha sido postergada debido a las audiencias realizadas sobre el tema migratorio en varios estados de la Unión Americana a petición del liderazgo republicano en la Cámara baja.

EEUU moviliza al Ejército para atajar inmigrantes

La frontera sur de Estados Unidos amaneció este jueves totalmente militarizada luego que un destacamento de seis mil soldados completó su movilización hacia el área por órdenes del gobierno del presidente George W. Bush. Voceros de la Comandancia General de la Guardia Nacional explicaron a medios de prensa que la operación contrainmigrante durará al menos dos años e incluye helicópteros de la Fuerza Aérea. Los gendarmes se concentrarán en la fabricación de vallas electrizadas, torres de vigilancia satelital y sistemas digitales de supervisión de los límites jurisdiccionales, en permanente colaboración con la patrulla fronteriza. La Guardia Nacional precisó que se trata de un contingente de seis mil 199 efectivos desplegados en las cercanías del territorio mexicano, con la meta de inhibir la entrada de emigrantes indocumentados a este país. Oficiales estadounidenses aclararon que la incorporación del ejército regular no significa un relevo de funciones para los agentes del Servicio de Inmigración y Aduana, quienes suman varios centenares. Políticos republicanos impulsan una serie de polémicas audiencias públicas a lo largo de Estados Unidos con el propósito de recabar respaldo para endurecer la ley nacional de inmigración. En un año de elecciones parlamentarias, los correligionarios de Bush decidieron paralizar los debates en el Congreso para complacer a la base conservadora, tradicionalmente apática a medidas pro-inmigrantes. La bancada republicana pretende convertir en ley un proyecto de la Cámara baja que propone juzgar como delincuentes a los 11 millones de ilegales asentados en este país.

Descarga la aplicación

en google play en google play