Escúchenos en línea

Presidente de la Universidad de Colorado aboga por más alumnos latinos

Agencia Efe. Desde Denver., Colorado | 3 de Agosto de 2006 a las 00:00
El presidente de la Universidad de Colorado comenzó hoy gestiones ante el Departamento de Estado de EEUU para que se acelere el trámite y se amplíe el número de visas para alumnos y profesores latinos que quieran seguir su carrera en este centro de estudios. Hank Brown, quien asumió su puesto hace un año, informó que se comunicó telefónicamente con la Secretaria de Estado, Condolezza Rice, para pedirle que se simplifique el proceso para otorgar las visas de estudiantes y profesores calificados, debido a la lentitud en el mismo desde septiembre del 2001. "La lucha contra el terrorismo representa un gran desafío para las universidades por la pérdida de alumnos y profesores extranjeros. Pero lo que hemos hecho hasta ahora con respecto a las visas para esas personas es absurdo. Debemos proteger nuestra seguridad, pero debemos hacerlo de una manera más eficiente", comentó Brown. En la actualidad, el sistema de universidades de Colorado cuenta con poco menos de mil alumnos extranjeros, de los cuales 22 provienen de México y otros 70 del resto de América Latina. En comparación, unos 570 estudiantes son de China. Casi 30.000 alumnos estudian en el sistema de universidades de Colorado, por lo que los extranjeros representan menos del tres por ciento de ese total. Además, cada año poco más de 1.100 estudiantes estadounidenses de la Universidad de Colorado toman clases por lo menos durante un semestre en América Latina. Por otro lado, de los 638 profesores extranjeros, 39 son de América Latina, contra 288 de Europa. Según Brown, la expansión del libre comercio entre Estados Unidos y México, que eventualmente debe incluir a toda América Latina, debería permitir una expansión similar en el intercambio estudiantil entre Colorado y el subcontinente. Sin embargo, "hasta ahora el progreso ha sido lento, y en los últimos cuatro años hemos tenido que esforzarnos para mantener el número de alumnos y profesores extranjeros en nuestra universidad", comentó el catedrático. "El debate no es sobre inmigración legal o ilegal sino sobre lo que sea beneficioso para EEUU. Le damos la bienvenida y necesitamos a los inmigrantes por el talento que ellos traen, pero también tenemos que ser selectivos en cuanto a la salud, la capacidad de empleo y trabajo, y los estudios y conocimientos de esos inmigrantes", agregó. Brown aseveró que también intensificará sus gestiones ante el Congreso federal para que se simplifique el proceso de contratación de estudiantes extranjeros por parte de empresas estadounidenses una vez que esos estudiantes completen sus estudios en este país. "No tenemos que penalizar a los empresarios por querer contratar a profesionales extranjeros", concluyó.

Descarga la aplicación

en google play en google play