Escúchenos en línea

El aumento de la discriminación y odio afecta salud de los latinos

Nueva York. Agencias. | 30 de Diciembre de 2016 a las 16:31

En pocos días, Donald Trump tomará posesión como nuevo presidente de Estados Unidos y cada vez son más los que sienten gran preocupación y ansiedad ante este acontecimiento. Y es que no es para menos. El mensaje de odio racial y antiinmigrante que caracterizó la campaña electoral del magnate neoyorquino por más de un año ha dejado graves secuelas en todo el país. La Ciudad de Nueva York no ha escapado de ello.

Según reportes federales y locales, desde que se anunció el triunfo de Trump en las elecciones de noviembre, se han disparado los ataques raciales y los incidentes de discriminación y odio en todo el país principalmente contra afroamericanos y otras minorías como los latinos.

Así lo reveló un estudio nacional publicado recientemente, que indica que casi el 70% de los latinos en Estados Unidos han reportado alguna forma de discriminación, una tasa más del doble cuando se compara con cifras del 2003.

Lo más preocupante es que, según el mismo estudio, publicado en “Social Science & Medicine-Population Health”, esta discriminación está causando estragos en la salud de los inmigrantes hispanos que viven en este país y está afectando su acceso a los cuidados médicos y servicios sociales que necesitan.

“Una gran cantidad de investigaciones han demostrado que la discriminación afecta tanto la salud mental como física.  Y podemos confirmar que las políticas antiinmigrantes tienen un efecto adverso en la salud de los latinos porque ellos tienen la percepción de sentirse muy discriminados”, explicó la doctora Joanna Almeida, autora principal del estudio, quien es profesora asistente de Trabajo Social en el Simmons College en Boston.

“Hay muchas maneras como la discriminación puede afectar la salud. Les causa miedo y ansiedad por lo que no quieren ni salir de su casa para ir a una cita médica, llevar a los hijos a la escuela o ir al trabajo. Les preocupa que puedan ser detenidos por la policía y ser identificados como personas que no tienen documentos legales para vivir en este país”, informó la experta. 

En cuanto a los efectos adversos de la discriminación en la salud física, Almeida se refiere al aumento en la presión arterial, enfermedades cardiovasculares y el abuso de substancias, entre otras.

Según explicó la doctora, su estudio muestra que los latinos que viven en estados con más políticas antiinmigrantes, como la ley SB-1070 aprobada en Arizona, tenían más probabilidades de reportar discriminación en comparación con aquellos que viven en estados que son más acogedores para los inmigrantes.  Esta discriminación ocurre independientemente del estatus migratorio de las personas.

La experta se refirió, específicamente, a la preocupación creada por las promesas del presidente electo, Donald Trump, de implementar duras políticas contra los inmigrantes incluyendo deportaciones masivas.

Almeida cree que el ambiente cada vez más negativo y el sentimiento antiinmigrante que se vive,  actualmente, podría generar niveles más altos de discriminación que tendrán consecuencias negativas para todos los latinos en EEUU.

“Estas políticas antiinmigrantes son vistas como un peligro y han creado este gran sentido de ansiedad e incertidumbre sobre lo que va a pasar en el futuro para estas personas que no se consideran bienvenidas en este país”, dijo la investigadora.

“Se sienten que son rechazados; que son ciudadanos de segunda clase en este país, con menos derechos de los que tienen las personas nacidas en EEUU”, agregó.

Algunos consejos

Para reducir un poco el miedo, el estrés y la ansiedad, Almeida aconseja a los inmigrantes latinos que se informen, que conozcan sus derechos y que sepan dónde pueden obtener acceso a servicios por parte de organizaciones que los pueden apoyar.

“Que aboguen por ellos mismos y por sus familias. Que contacten a estas organizaciones comunitarias que los ayuden con asistencia legal, viviendas y que se aseguren que sus derechos no sean violados”, dijo.

“Necesitamos políticas que protejan a estos individuos y a los trabajadores indocumentados. El presidente Obama estaba en camino de lograrlo y ojalá esto no va a ser revertido por Trump”, concluyó Almeida.

Aumentan casos en Nueva York

Los casos de discriminación y ataques raciales y de odio han aumentado en la Ciudad de Nueva York desde las pasadas elecciones presidenciales en noviembre, y las autoridades neoyorquinas han aumentando los esfuerzos para combatir estas agresiones.

Según reportes del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), este año han subido un 32% las denuncias de discriminación por motivo de raza, religión, origen nacional y el estatus migratorio cuando se compara con el 2015.

Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad reportó recientemente que recibe entre 30 a 50 llamadas diarias denunciando incidentes en contra de inmigrantes o personas que pertenecen a las minorías.

Actualmente, esta comisión está investigando más de 400 denuncias de discriminación basadas en la raza, religión y estatus migratorio.

Por esta razón, el organismo creó un equipo de respuesta para monitorear los incidentes en toda la ciudad y proporcionar recursos para las víctimas y las comunidades afectadas. En este sentido, se amplió la línea directa 718-722-3131, cuyos operadores son entrenados por la Oficina de Asuntos de Inmigrantes del Alcalde.


Descarga la aplicación

en google play en google play