Escúchenos en línea

Obispos de Cuba se pronuncian tras derogación de ley «pies secos/pies mojados»

La Habana. ACI | 16 de Enero de 2017 a las 16:08

El Secretariado General de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), expresó su preocupación por los migrantes cubanos que quedaron varados en terceros países tras la derogación de la norma de “pies secos/pies mojados”, y pidió a los gobiernos de Cuba y Estados Unidos hallar para estas personas una “solución conforme a la justicia teniendo en cuenta la misericordia”.

El 12 de enero el gobierno de Barack Obama anunció oficialmente el fin de esta política que permitía a los inmigrantes cubanos que tocaban territorio estadounidense –pies secos– quedarse en el país y obtener luego de un año la residencia permanente. Aquellos cubanos que eran interceptados en el mar –pies mojados–, eran devueltos a la isla.

Esta política fue promulgada en 1995 por Bill Clinton y modificó la Ley de Ajuste Cubano de 1966 que permitía quedarse en Estados Unidos también a los inmigrantes cubanos que eran detenidos en el mar.

A partir de ahora, los cubanos que quieran emigrar ilegalmente a los Estados Unidos, serán devueltos a Cuba.

Ante ello, el Episcopado cubano publicó un comunicado el sábado 14 para abordar “la nueva situación que se ha creado debido a la sorpresiva derogación” de esta norma por parte del gobierno estadounidense.

“Los obispos cubanos queremos manifestar nuestra preocupación por los numerosos compatriotas que se encuentran en terceros países y que, ahora mismo, están enfrentando un presente inesperado y un futuro incierto”, expresaron en referencia a los cientos de migrantes que se encuentran actualmente en Costa Rica, México, Panamá y otros países; y que esperaban alcanzar Estados Unidos acogiéndose a la norma de “pies secos/pies mojados”.

Los prelados dijeron que son conscientes “del drama humano que afecta a tantas personas y familias, algunas de ellas hicieron grandes sacrificios con el propósito de emigrar a los Estados Unidos, confiados en las normas migratorias que los amparaban”.

En ese sentido, “a la vez que apreciamos el proceso que se está siguiendo en orden a una mejor relación entre los gobiernos de Cuba y de los Estados Unidos, hacemos votos para que las autoridades y las instituciones de los distintos países implicados, busquen caminos de solución conforme a la justicia teniendo en cuenta la misericordia, para los que se encuentran en esta crítica situación”.

El comunicado culmina pidiendo a la Virgen de la Caridad, Madre y Patrona de todos los cubanos, que “nos anime y nos una en la búsqueda del bien de cada uno de sus hijos”.


Descarga la aplicación

en google play en google play