Escúchenos en línea

Ola racista en Arizona amenaza iglesias y escuelas

Agencia EFE. Desde Tucson, Arizona. | 13 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Un grupo de personas que se oponen a la inmigración ilegal pidieron al ayuntamiento de Tucson que el departamento de policía pueda llamar a la Patrulla Fronteriza cada vez que sea detenido un inmigrante indocumentado, incluyendo en las escuelas. La polémica comenzó la semana pasada cuando representantes del Distrito Escolar Unificado de Tucson (TUSD) y del Departamento de Policía de la Ciudad de Tucson (TPD) anunciaron que la Patrulla Fronteriza no sería llamada para hacer valer leyes de inmigración dentro de las escuelas y las iglesias. Todo a raíz, del arresto y la deportación de un estudiante mexicano y su familia cuando los agentes policiales llamaron a la Patrulla Fronteriza a las instalaciones de la escuela secundaria Catalina, después de que los padres del estudiante no pudieron presentar una identificación válida. Los agentes policiales investigaban la presencia de marihuana dentro de la mochila del estudiante. Residentes de esta ciudad como Roy Warden defienden que la Patrulla Fronteriza sea llamada cada vez que un inmigrante indocumentado es detenido sin importar el lugar en el que se encuentren. El mismo grupo, de aproximadamente 100 personas, ya se presentó el pasado viernes frente de las oficinas de TPD para solicitar las mismas demandas.

Descarga la aplicación

en google play en google play