Escúchenos en línea

Inmigrantes cubanos varados en México son víctimas de fraude a manos de falsos abogados

Ciudad de México. Agencias | 20 de Enero de 2017 a las 12:57

Muchos de los cubanos que se encuentran varados en la localidad mexicana de Tapachula, Chiapas, por donde pensaban acceder a territorio de los Estados Unidos están siendo estafados por falsos abogados y por presuntos "coyotes".

De acuerdo con un reporte de Televisa que reseña Diario de Cuba, los emigrantes fueron sorprendidos el pasado jueves por la Administración de Barack Obama que derogó la política de "pies secos/ pies mojados", y a partir de ese momento quedaron en un limbo y a merced de los estafadores.

"Los abogados están estafando a la gente, piden dinero y después no quieren dar los documentos, no dicen nada", denuncia Alex, uno de los migrantes de la Isla.

Uno de los documentos que necesitan los varados es el permiso para viajar dentro de México y llegar a la frontera norte. De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración, es gratuito, pero en su desesperación los cubanos buscan "apoyo legal" y son extorsionados por "coyotes" que les cobran entre 500 o hasta 1.000 dólares para tramitarlo.

Los migrantes tienen que esperar entre siete y 10 días los trámites para agilizar el salvoconducto, según los presuntos abogados gestores.

Rafael Ocaña Reyes, uno de los migrantes cubanos que llegó a Tapachula el pasado 15 de diciembre, contactó a una presunta abogada para agilizar el trámite del documento pero nunca se lo entregaron.

"La licenciada Rita pide una suma de 500 dólares y 500 por mi mujer, sin embargo ya llevo nueve días sin el salvoconducto. Ya no tengo dinero para comida, no tengo dinero para pagar renta, quiero llegar a Laredo porque allí están dando comida gratis", relató Ocaña Reyes.

A finales de diciembre de 2016 el arribo de cubanos comenzó a intensificarse, en lo que va del año poco más de 2.000 han pisado tierras chiapanecas en busca de un permiso provisional para llegar a Estados Unidos, concluye Televisa.

La extorsión consiste en pedirles dinero para evitar que los familiares sean deportados a la Isla o para indicar que los cubanos en México están en peligro o secuestrados.

Las familias en EEUU envían dinero a través de la Western Union a los estafadores. Tras esos pagos las familias seguirían recibiendo demandas de más dinero y la ubicación detallada de sus residencias en Estados Unidos, con el fin de acorralarlos y extorsionarlos aún más


Descarga la aplicación

en google play en google play