Escúchenos en línea

En riesgo por Trump labor de mexicano por educación de migrantes en la gran manzana

Nueva York. Agencias | 8 de Febrero de 2017 a las 16:31

La labor del mexicano Ángelo Cabrera, que ha beneficiado a miles de jóvenes universitarios indocumentados en Nueva York, y en especial a sus connacionales, podría estar en peligro por las propuestas migratorias del presidente Donald Trump.

Cabrera, quien hace 25 años emigró sin documentos de su comunidad de San Antonio Texcala, en el estado de Puebla, a Nueva York, fue quien logró en 2001 que los estudiantes indocumentados fueran aceptados como residentes legales en el sistema de universidades públicas del estado.

Junto con activistas de Texas, Cabrera fue el primero que inició en Estados Unidos un movimiento que en el caso de Nueva York ha permitido que miles de jóvenes indocumentados ingresen a los planteles de las universidades públicas de CUNY y SUNY.

Actualmente, 18 entidades de Estados Unidos ofrecen a estudiantes indocumentados las mismas colegiaturas que a los residentes locales, en buena medida gracias a la labor de activistas inspirados por Cabrera.

Desde ese logro, Cabrera fundó la Alianza de Estudiantes Mexicano-Estadunidenses (Masa), que ofrece asesorías sin costos para jóvenes mexicanos o de padres mexicanos que aspiren a fortalecer sus habilidades académicas para ingresar a universidades.

Asimismo, Cabrera es fundador de una escuela secundaria "charter" (administrada por privados con recursos públicos) enfocada en la educación bilingüe para jóvenes latinos y de origen mexicano en el condado del Bronx, en Nueva York.

Cabrera además es investigador de CUNY, institución que abogó para que el gobierno federal le otorgara hace dos años una visa H-1B, un permiso temporal de trabajo para profesionistas especializados.

El futuro de Cabrera en Estados Unidos, sin embargo, es incierto. De acuerdo con informes de prensa, el gobierno de Trump prepara una orden ejecutiva para restringir de manera drástica el número de extranjeros que reciben el visado H-1B.

"Cuento con la visa H-1B, así que digamos que tengo un estatus legal pero ahora con estas políticas de Trump no sabemos qué va a pasar porque parece ser que planea hacer cambios sobre estos permisos de trabajo", explicó Cabrera.

En entrevista con Notimex en su cubículo de CUNY, Cabrera destacó que no cuenta con un plan de contingencia en caso de ser deportado, sino simplemente continuar con su trabajo y buscar nuevos proyectos e iniciativas que apoyar.

"Lo que tenemos que hacer es aprender a vivir sin temor, tenemos que continuar con nuestras vidas. Es importante que en nuestra comunidad nos informemos sobre nuestros derechos", apuntó.

A su favor, Cabrera cuenta con abundante determinación. Tras emigrar a los 15 años a Nueva York y desempeñarse en toda clase de trabajos, el ahora académico logró pagarse sus estudios universitarios y más tarde un posgrado en la misma universidad para la que ahora trabaja.

En Masa, con más de 15 años de operación, su intención es revertir la estadística que apunta que la tasa de deserción de secundaria y preparatoria de los estudiantes mexicanos es poco mayor de 40 por ciento, una de las más altas entre los grupos de inmigrantes de Nueva York.

"Ahora las cifras son más alentadoras, aunque no tengo los datos actualizados. Se nota en el número de estudiantes mexicanos en las universidades, lo que por supuesto también fue impulsado por DACA (programa de deportación diferida). Eso motiva a los jóvenes", afirmó.

Cabrera precisó que las cifras actuales de inscripción universitaria de mexicanos en Estados Unidos se deben al trabajo de organismos como Masa, así como al apoyo de funcionarios de CUNY, el empresario mexicano Jaime Lucero y el consulado de México en Nueva York, entre otros factores.

"El reto es impulsar el conocimiento de las futuras generaciones para crear una nueva sociedad de jóvenes mexicano-estadunidenses que se conviertan en líderes de nuestra comunidad. Necesitamos mentes frescas", aseguró.

Pese a que su trabajo puede ser truncado, Cabrera permanece optimista por él y por todos los mexicanos que podrían regresar a su país de origen debido a las políticas de Trump.

"En México también hay oportunidades para esos jóvenes, que pueden acceder allá a educación universitaria. Además el país se va a beneficiar con ellos: jóvenes totalmente bilingües con estudios en el extranjero que van a apoyar el crecimiento nacional", aseveró Cabrera.


Descarga la aplicación

en google play en google play