Escúchenos en línea

Bush reclama reforma migratoria tras visitar frontera con Texas

Agencia Efe. Desde Washington. | 4 de Agosto de 2006 a las 00:00
El presidente de EEUU, George W. Bush, volvió a defender una reforma migratoria integral tras recorrer parte de la frontera de EEUU con Texas y comprobar cómo trabajan los agentes de la Patrulla Fronteriza y la Guardia Nacional. El presidente visitó las instalaciones de la Patrulla Fronteriza en la localidad texana de Mission y se interesó por los nuevos medios con los que realizan su trabajo, como las plataformas que les elevan del suelo para controlar los movimientos de personas en la zona. En un discurso posterior, Bush reconoció que se necesitan más medios humanos y tecnológicos para garantizar la seguridad de los límites de los Estados Unidos y para construir lo que definió como una "frontera virtual". "Tenemos la obligación de asegurar nuestras fronteras y tenemos la obligación de tratar a la gente con consideración y respeto. Y vamos hacer las dos cosas", dijo. En contra de lo que opinan algunos de sus correligionarios republicanos, Bush insistió en que es necesario sacar adelante cuanto antes una reforma de las leyes migratorias del país que sea "integral". Sin embargo, el debate migratorio se encuentra estancado en el Congreso, a la espera de que se produzca el proceso de armonización bicameral de los respectivos proyectos legislativos que aprobaron la Cámara de Representantes y el Senado, lo que supondría el último paso para la aprobación definitiva de la reforma. Algunos republicanos de la Cámara Baja han convocado una serie de audiencias públicas sobre este asunto, en lo que los demócratas ven como una clara estrategia de torpedear el proceso y retrasarlo más. Bush está empeñado en sacarlo adelante, pese al coste político que eso pueda acarrear al Partido Republicano, en las elecciones legislativas del próximo mes de noviembre, y por ello hoy ha hecho una parada en Mission para reiterar su posición, antes de proseguir su viaje con destino a su rancho de vacaciones en Crawford. El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, declaró hoy a la prensa que se mantienen "negociaciones activas" con los líderes del Congreso en torno a la reforma. En declaraciones a bordo del avión presidencial, en el que acompañaba a Bush en su viaje a Texas, Snow precisó que el presidente comprende el proceso legislativo y también el hecho de que algunas veces los legisladores no pueden actuar de forma rápida. No obstante, ha dejado clara su posición a favor de la reforma y de las medidas ya adoptadas para reforzar el control de fronteras, como el envío de efectivos de la Guardia Nacional a la zona para que ayuden a las patrullas fronterizas. Es algo que está funcionando y que no implica la militarización de la frontera, según el presidente, quien recordó que se están entrenando 6.000 nuevos agentes fronterizos para que sustituyan a los miembros de la Guardia Nacional. "Queremos lanzar el claro mensaje de que haremos respetar la frontera" con nuevas herramientas tecnológicas que ayudarán a detectar y controlar los movimientos de indocumentados, de armas y de drogas, aseguró. Bush se ha dirigido a los más escépticos y críticos al respecto para recordarles que no está a favor de la amnistía para la gente que ha entrado en el país de forma ilegal. No obstante, advirtió a sus correligionarios más conservadores que "no se puede deportar a 10 millones de personas". Eso es algo que dijo que puede sonar bien en los círculos políticos pero que, a su juicio, es "poco realista" y "no va a funcionar". Es algo que prácticamente se contempla en la versión de la reforma aprobada por la Cámara Baja en diciembre del año pasado, en la que se recrudecen las medidas contra la inmigración ilegal y no se incluye ningún alivio migratorio para los 12 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula viven en EEUU. La que aprobó el Senado, en mayo pasado, incluye un programa de trabajadores temporales y una vía para la legalización de buena parte de la población indocumentada, medidas ambas que cuenta con el beneplácito del presidente.

Descarga la aplicación

en google play en google play