Escúchenos en línea

Estados Unidos quiere relacionar a migrantes con maras

Washington. Agencias | 10 de Marzo de 2017 a las 16:30

Incidentes en varios estados involucran a la Mara Salvatrucha, por tal razón, las autoridades estadounidenses están preocupadas debido a su expansión en ese territorio.

Bad hombres es la definición que usó Donald Trump para referirse a los inmigrantes indocumentados que acusa de ser un peligro para su país.

El mandatario utilizó esa denominación para referirse a los “narcos y violadores” que, según él, llegan de México. Y también a una pandilla centroamericana que en los últimos años recuperó protagonismo en Estados Unidos.

Se trata de la Mara Salvatrucha integrada en EE.UU. por salvadoreños, descendientes de salvadoreños y otros inmigrantes; fundamentalmente de Guatemala y Honduras.

“Son más duros que cualquier persona que hayas conocido. Están matando y violando a todos por ahí”, dijo Trump a la revista Time en diciembre pasado.

El mandatario hizo referencia específica a uno de los más recientes crímenes en los que se vio envuelta la organización criminal: el asesinato de siete jóvenes en Long Island, Nueva York, entre septiembre y octubre de 2016.

Un tribunal de Nueva York acusó de esas muertes a 13 pandilleros, de los cuales 10 son indocumentados. Además, se cree que uno había sido deportado con anterioridad y retornó a EE.UU.

Por si fuera poco, hace una semana se encontraron dos cuerpos en Virginia; en un crimen en el que también está involucrada la Mara Salvatrucha.

Según cifras del FBI, efectivamente existe un aumento de las actividades de la MS-13 en territorio estadounidense. Esos hechos recientes parecen darle la razón a Trump, o por lo menos darle excusas para sus ataques contra los inmigrantes.

Sin embargo, expertos consultados por BBC Mundo insisten en que nada de esto justifica los ataques a los indocumentados y la denominación de bad hombres.

Resurgimiento de la MS 13

A los asesinatos registrados en Nueva York en los últimos meses se suman otros crímenes reportados en los estados de Carolina del Norte. También, Massachusetts, Maryland, Nueva Jersey y Virginia, todos ellos en la costa este de EE.UU.

De hecho, después del descubrimiento de dos cadáveres en un parque de Virginia la anterior semana, la policía local señaló que la ola de violencia en la región está “fuera de control”.

Asimismo, algunos expertos aseguran que la saña de los asesinatos en Estados Unidos nunca se comparará con la de Centroamérica.

Asimismo, algunos expertos aseguran que la saña de los asesinatos en Estados Unidos nunca se comparará con la de Centroamérica.

Otros cuatro cuerpos habían sido encontrados en ese mismo parque en los últimos dos años.

Un vocero del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) señaló a BBC Mundo que la MS-13 es considerada:

“La primera y única pandilla callejera designada por el gobierno de Estados Unidos como una ‘organización criminal transnacional'”.

“El FBI ha visto un aumento en la violencia relacionada con MS-13 en Estados Unidos en los últimos años”, indicó el representante de la entidad a este medio.

Los reportes del FBI señalan que de octubre de 2016 hasta la fecha fueron acusados o condenados más de 100 miembros de la Mara Salvatrucha. Eso en estados de la Costa Este.

56 pandilleros tienen casos en Massachusetts, 31 en Carolina del Norte, 23 en Nueva Jersey y al menos 13 en Nueva York. Algunos de los casos por los que fueron arrestados o procesados vienen desde 2010.

Por ejemplo, sólo en Long Island, 30 homicidios ocurridos desde 2010 y vinculados con MS-13 son investigados por la justicia estadounidense.

Zonas históricas

Los delitos por los que estos pandilleros son procesados son crimen organizado, asesinato, extorsión, tráfico de drogas; asimismo, tenencia ilegal de armas y uso de documentos falsificados, entre otros.

Una de las cosas que más llama la atención a las fuerzas de seguridad estadounidenses es la juventud de los pandilleros involucrados; muchos de ellos menores de edad.

Una investigación de la Universidad Americana, con sede en Washington D.C., establece que las actividades de las clicas (células de la pandilla) de MS-13 se reactivaron alrededor de 2015.

“Los asesinatos a finales de 2015 en el área de Boston despertaron las alarmas sobre el renacimiento de la MS-13; luego de que a mediados de la década anterior varios casos judiciales la dejaran mermada”, señala Héctor Silva.


Descarga la aplicación

en google play en google play