Escúchenos en línea

"No tiene sentido comparar la valla de Melilla con el muro de Trump", dice gobierno español

Melilla. EFE. | 11 de Marzo de 2017 a las 10:57

La Unión Europea necesita una política común para acabar con la inmigración clandestina en manos de las mafias en fronteras como la valla de Melilla, que no es comparable al muro anunciado por Donald Trump, asegura en una entrevista con Efe el delegado del Gobierno en la ciudad, Abdelmalik El Barkani.

Los saltos a la valla en Melilla son menos en los últimos meses comparados con las entradas masivas de otros años, fruto del control fronterizo en colaboración con Marruecos, pero la ciudad sigue siendo la segunda puerta de entrada en Europa, tras Grecia, de refugiados como los sirios.

"A veces oímos a algún representante de alguna institución europea diciendo que en Ceuta y Melilla, y por lo tanto en España, algunas cosas en el control de fronteras se hacen mal", comenta el representante del Gobierno en la ciudad fronteriza con Marruecos.

El Barkani añade que otros "dicen que es necesario controlar mejor las fronteras y poner en marcha la repatriación de todos aquellos que han entrado de forma ilegal", en el caso de Melilla salvando el vallado de unos 11 kilómetros y medio con Marruecos.

El último salto a la valla en Melilla se produjo este mes de febrero, cuando lo lograron sólo 18 inmigrantes de cerca de un centenar, datos lejos de los de 2014, cuando llegaron a ser hasta 500 en algunos intentos.

A quienes equiparan esta alambrada con el muro con México que amenaza con alzar el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el responsable del Gobierno en Melilla les contesta que su comparación "no tiene sentido".

"Trump ha diseñado un muro con el objetivo de que no entren mexicanos. La valla de Melilla se hizo no para marroquíes, sino para subsaharianos que entraban de forma absolutamente ilegal", recuerda.

"España no tiene problema con Marruecos por la valla. Es la valla de la Unión Europea, porque no es un problema de Melilla, es de la frontera sur de Europa", sentencia.

"No sé cuál es la solución. Sí sé que hay que hacer algo. Y una de las cosas más importantes, por sentido común, es que todos hablemos el mismo lenguaje" en la UE, advierte.

Abdelmalik El Barkani recuerda en este punto que Ceuta y Melilla son las únicas fronteras terrestres de la UE en África.

Por ello, apunta que los intereses contrapuestos entre países europeos, ante la mayor crisis migratoria de la historia en el continente, porque les queda lejos "esta zona sur" de la UE, sólo benefician a quienes trafican con seres humanos.

"Si no somos capaces de ponernos de acuerdo", entonces se deja en evidencia la "debilidad" de la UE y se da "fortaleza" a las mafias, sentencia.

Cruz Roja calcula que más de un millón de inmigrantes y refugiados han llegado a Europa desde que comenzó esta crisis, no sólo sirios, afganos o iraquíes que huyen de la guerra, sino también del África subsahariana para escapar de la pobreza.

El mapa de las rutas desde Asia y África a Europa trazado por esta organización apunta en una de sus flechas a Melilla como puerta de entrada.

Ante esta ola migratoria solo vale "una política común" que garantice "un espacio público de seguridad, de convivencia social, democrático" a quienes llegan a Europa, en opinión de El Barkani.

Por tanto, reitera que "hasta que no seamos capaces de utilizar el mismo código, tendremos problemas".

No sólo porque algunos partidos extremistas estén en contra de la inmigración, sino porque incluso países como Hungría responden con la detención sistemática de todos los inmigrantes que entren.

"Nosotros no estamos en contra de la inmigración. Estamos en contra de una inmigración clandestina, irregular y dirigida por las mafias", confiesa quien lleva desde 2012 en el cargo en una ciudad que encara especialmente este fenómeno como frontera sur de Europa.
Noticias relacionadas


Descarga la aplicación

en google play en google play