Escúchenos en línea

Guatemala prevé aumento del 39 por ciento en deportaciones desde EEUU

Agencia EFE. Desde Washington. | 20 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El vicepresidente de Guatemala, Eduardo Stein, dijo hoy que Estados Unidos deportará este año a 25.000 de sus compatriotas, lo que supone un incremento del 39 por ciento respecto a 2006. "Las autoridades americanas están mucho más activas en la detección y deportación de migrantes irregulares que antes", dijo a Efe Stein en Washington. El año pasado el país centroamericano acogió a 18.000 deportados de EEUU, donde residen 1,4 millón de guatemaltecos, según el vicepresidente. El ritmo de las expulsiones se ha incrementado con el aumento de las redadas en lugares de trabajo y la ola de sentimiento anti-inmigrante que predomina en algunas zonas de Estados Unidos. "Hay mucha denuncia interna en algunos de los estados, vinculada a empresas concretas que denuncian a otras empresas" por emplear a trabajadores clandestinos, dijo Stein. El vicepresidente reconoció que su gobierno puede hacer poco por cambiar la situación. "Se trata de una decisión soberana de un Estado que tiene que ver con los temas internos de seguridad y empleo", dijo. "Lo que sí necesitamos que se garanticen son los derechos humanos de los migrantes, que a veces son maltratados, no sólo en Estados Unidos, sino en México también", añadió Stein. El vicepresidente afirmó que para su país es "muy difícil" negociar con los líderes de los Estados Unidos, incluidos los demócratas, sobre una regulación del flujo migratorio. La última propuesta para legalizar a los más de doce millones de trabajadores clandestinos y abrir vías para la emigración legal naufragó en el Congreso, pese a contar con el apoyo de los líderes del partido de la oposición y del presidente de EE.UU., George W. Bush. Además del drama personal, el aumento de las deportaciones supone un perjuicio económico para los países de origen de los inmigrantes. Los guatemaltecos envían 382 dólares en media a sus familias por mes, por lo que las deportaciones del año pasado significaron que cien millones de dólares dejaron de entrar en el país, según Stein. Pese al aumento de las expulsiones, el gobierno de Guatemala prevé que las remesas llegarán este año a los 4.000 millones de dólares, frente a los 3.200 millones de dólares de 2006 y los 2.800 millones de 2005.

Descarga la aplicación

en google play en google play