Escúchenos en línea

Migrantes enfrentan riesgos en frontera Sonora-Arizona

Sonora. Agencias | 22 de Marzo de 2017 a las 18:09

Los migrantes deben atravesar diversos riesgos al cruzar la frontera de Sonora con Arizona, como son canales agrícolas o zonas montañosas, pero lo que más reviste peligro es la región desértica y sus altas temperaturas.

Sobre todo cuando inicia el verano, aunque al empezar esta primavera, la delegación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ya reportó temperaturas máximas por arriba de los 40 grados centígrados durante el día.

Integrantes del Grupo Beta en Nogales, Agua Prieta y San Luis Río Colorado, policías y corporaciones de Protección Civil mantienen campañas de advertencia a los paisanos sobre estos peligros, en particular en el desierto.

Los migrantes están conscientes de este riesgo, como platica el guanajuatense Miguel Morales, quien comentó: "Ya está haciendo bastante calorcito aquí, por eso nos dijeron que nos van a cruzar por la noche".

Entrevistado en el parque Benito Juárez de la frontera de San Luis Río Colorado, dijo que saben que esta región entre Sonora y Arizona es muy calurosa, por eso antes de aventurarse deben cargar bastante agua potable.

Aunque eso lo toman como parte del recorrido y de lo que deben pasar, mencionó que "desde que nosotros nos salimos de nuestra casa para ir a Estados Unidos, sabemos que vamos a pasar por cosas difíciles y uno se hace a la idea".

Mencionó que ahora apenas intentará el cruce al otro lado, porque quiere trabajar en la construcción en California, donde ya viven unos parientes y le aseguran que puede ganar más de 800 dólares por semana de peón.

La Patrulla Fronteriza en Arizona advirtió que ocultar personas en las cajuelas de los vehículos es comúnmente utilizada por organizaciones de contrabando, pero podría conducir a asfixia, golpe de calor, o lesiones por colisiones de vehículos.

En un comunicado, la corporación de Estados Unidos precisó que el pasado 22 de febrero detuvieron dos intentos de contrabando de personas durante el fin de semana de vacaciones, en el puesto de control de inmigración en la carretera Interestatal 19, cerca de Amado, Arizona.

Dijo que el primer incidente ocurrió el sábado, cuando un ciudadano estadunidense que conducía un vehículo marca Hyundai Accent entró en el carril de inspección primaria y un canino alertó a la parte trasera del vehículo.

Posteriormente, los agentes descubrieron dos varones mexicanos, quienes estaban de manera ilegal en Estados Unidos en el maletero trasero del vehículo.

El segundo incidente ocurrió cuando otro ciudadano estadunidense entró en los carriles primarios y fue referido para una inspección secundaria, durante la cual los agentes descubrieron a un mexicano indocumentado escondido en la cajuela del vehículo.

Otro connacional de Michoacán, Rosendo Vidales, entrevistado en el exterior de la Casa del Migrante "La Divina Providencia, comentó brevemente que "a mí me quisieron encajuelar para llevarme al otro lado, pero no quise. Hace mucho calor".

Puntualizó que está bien que hay necesidad de viajar a la Unión Americana, pero no es para tanto, de poner en peligro la vida.

El coordinador de la Unidad Municipal de Protección Civil en San Luis Río Colorado, Ernesto Portugal García, comentó que el calor extremo que se registra en Sonora no sólo es un riesgo para los migrantes, quienes vienen de regiones más templadas, sino para los residentes.

También, apenas el fin de semana pasado, la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, Sector Tucson, rescató a un hombre de 28 años de edad, originario de México, después que activó un faro de rescate al estar perdido en el desierto al sureste de Ajo, Arizona.

En un comunicado, la corporación precisó que patrulleros de la Estación Ajo recibieron la notificación de que una baliza de rescate fue activada alrededor de las 04:00 horas del sábado y enviaron un agente para investigar.

Agregó que aproximadamente 30 minutos después, el agente informó haber encontrado un individuo adulto no lesionado en el faro de rescate.

Expuso que el hombre afirmó haber cruzado la frontera ilegalmente como parte de un grupo más grande, pero fue abandonado y se perdió cuando no pudo mantener el paso con el resto de los miembros del grupo.

Fue llevado bajo custodia y transportado a la Estación Ajo para su procesamiento de acuerdo con las directrices del Sector Tucson, dijo.

La Patrulla Fronteriza tiene 34 balizas de rescate actualmente desplegadas en áreas remotas de Arizona donde los teléfonos celulares y otros dispositivos de comunicación pueden no estar funcionando.

Las balizas de rescate están diseñadas para ser visibles desde largas distancias y ofrecen asistencia de salvamento a aquellas personas perdidas, comentó.

Aunque el Sector de Tucson se esfuerza por desalentar a los contrabandistas e inmigrantes ilegales de cruzar la frontera sur de Arizona, seguirá implementando medidas de salvamento para ayudar a aquellos que puedan ser víctimas del terreno desértico de Arizona, dijo.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play