Escúchenos en línea

Inmigrantes cubanos entran como «espaldas mojadas» a la Unión Americana

Ciudad de México. Agencias. | 24 de Marzo de 2017 a las 14:32

Cruzar a nado el río Bravo, frontera natural entre Estados Unidos y México, se ha convertido para los cubanos en una nueva vía para entrar ilegalmente a EE UU tras el fin de la política de pies secos/pies mojados en enero pasado.

"Los agentes de la Patrulla Fronteriza han aprehendido a un total de 45 cubanos entre los puertos de entrada en los sectores a lo largo de la frontera del suroeste desde el 12 de enero", dijo el portavoz de la Patrulla Fronteriza en el sector de Laredo, Richard Pauza, en un comunicado a 14ymedio.

Niuvis Ramos, una cubana que fue detenida en el T. Don Hutto Residential Center, dijo a 14ymedio que varias de las casi 40 mujeres que estaban junto a ella en el centro de detención del servicio de Aduanas e Inmigración de Estados Unidos habían escogido el mismo camino que miles de migrantes centroamericanos.

Ahora esperan defender su caso ante un juez en Estados Unidos", dijo Ramos, recientemente liberada tras semanas de detención en la ciudad de St.Taylor, en Texas.

La repentina derogación de la política pies secos/pies mojados la dejó a ella y a más de una decena de isleños con la puerta en las narices y la frontera mexicana a sus espaldas, aunque asegura que su caso es diferente al de quienes cruzaron ilegalmente.

"Querían que regresáramos a México [Los oficiales], pero les dijimos que no, que nosotros habíamos entrado antes de que la política migratoria cambiara, que no era nuestra culpa que no nos procesaran antes", añade.

Aunque Ramos logró su parole (admisión provisional), espera por la liberación de su esposo, Rismari Manuel Torres, quien junto a otros nueve hombres y dos mujeres luchan desesperadamente por demostrar que llegaron apenas unas horas antes de la decisión del presidente Barack Obama.

"Ellos estaban en los puestos migratorios en el momento de la obamada", relata Irina Feijóo, esposa de Adalberto Agramonte, quien llegó a Estados Unidos apenas unos días antes del fin de la política migratoria que beneficiaba a los cubanos, respaldada por un pasaporte portugués, heredado de su abuela.

"Aunque habían entregado todos los papeles y llegaron antes de las 4:30 pm, los oficiales de la frontera no los procesaron porque habían recibido órdenes de detener el flujo de cubanos", añade.

El abogado de inmigración Jorge Rivera, quien asumió la defensa de estos cubanos, se mantiene muy optimista sobre el caso.

"Hemos establecido un precedente con el caso de la cubana Jennifer López, que llegó el día 11 a la estación migratoria pero no fue procesada hasta después del fin de la política pies secos/pies mojados", explica Rivera.

Tras probar que López estaba en territorio norteamericano antes de finalizada la política de acogida, le fue otorgado un parole, con el cual podrá esperar hasta el año y un día en que se convierte en elegible para regular su estatus legal bajo la Ley de Ajuste Cubano de 1966.


Descarga la aplicación

en google play en google play