Escúchenos en línea

Agencia de inmigración cambia reglas de detención

LaVoz.com. Desde Dallas, Texas. | 21 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Las autoridades federales de inmigración decidieron darle prioridad a la captura y deportación de los indocumentados que estén acusados de delitos graves en el norte de Texas, y dejar de lado por el momento a los implicados en cargos menores, según un informe de prensa. Carl Rusnok, vocero del Servicio de Inmigración y Aduana, señaló el pasado martes un repunte en el número de los inmigrantes sin documentos que son reportados a ese organismo federal y dijo que se debía a una aplicación mayor del Programa Forastero Criminal que permite la colaboración de policías locales y agencias de inmigración en la detención de delincuentes indocumentados. "Las notificaciones adicionales requerían recursos adicionales que no están disponibles de inmediato", explicó Rusnok, citado el martes en la edición electrónica del diario The Dallas Morning News. El Servicio de Inmigración y Aduana _conocido por su siglas ICE en inglés_ pidió a policiales locales que le notifiquen los casos de personas sospechosas de ingresar ilegalmente a Estados Unidos que estén detenidas por delitos del Tipo B o más graves. Rusnok dijo que la agencia de inmigración atenderá cuando pueda los casos de los indocumentados implicados en cargos del Tipo C. Los delitos del Tipo C incluyen exceso de velocidad, agresión, consumo de sustancias prohibidas en lugares públicos y emisión de cheques sin fondos. La multa por estos cargos es de hasta 500 dólares. El ICE responderá cuando los indocumentados detenidos por algún delito del Tipo C hayan portado armas, tengan una orden judicial con fines de deportación o estén involucrados en delitos graves. De acuerdo con un memorándum enviado a la ciudad de Irving, las nuevas normas permitirán al ICE "destinar nuestros activos policiales en la manera más eficaz posible para atender la seguridad pública y las amenazas a la seguridad nacional". Según autoridades de Irving, alrededor del 60% de los más de 1.700 presuntos indocumentados que fueron entregados al ICE con fines de deportación desde el año pasado estaban acusados de delitos del Tipo C. Defensores de los derechos de los inmigrantes acusan a las autoridades policiales de Irving de registrar a personas con base en sus rasgos raciales y forzar la ley para detener a indocumentados con la intención de que sean deportados. Las autoridades de la ciudad responden que la policía solamente suministra información a los agentes de inmigración para agilizar la deportación de los indocumentados que estén encarcelados.

Descarga la aplicación

en google play en google play