Escúchenos en línea

Muere un emigrante por día en frontera norte mexicana

Agencia Prensa Latina. Desde Ciudad de México. | 26 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Todos los días muere un emigrante en la frontera norte mexicana tratando de llegar a Estados Unidos en busca de trabajo, dijo este lunes, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, José Luis Soberanes. Soberanes se refirió a las cifras oficiales, aceptadas por Washington, las cuales señalan que cuatro mil 745 ciudadanos mexicanos fallecieron en ese intento durante los últimos 13 años, aunque organizaciones de emigrantes elevan ese número a 10 mil. Recordamos a quienes fueron hallados, a veces arrastrados por las corrientes de ríos y canales, calcinados por el sol o ateridos en medio de la noche, puntualizó en un informe de la Comisión. Señaló que otros pasaron por la frontera y de ellos no volvió a saberse más y resaltó los 560 cuerpos encontrados en un cementerio abandonado. Reveló que cruzar la frontera actualmente significa vivir tres o cuatro días en zonas desérticas, nadar en canales de aguas negras o en ríos contaminados con bacterias potencialmente mortales y luchar contra la hipotermia o la deshidratación. Al enumerar las causas de muerte de los emigrantes incluyó las registradas por homicidios, aquí señalados a manos de los delincuentes que se brindan por dinero a pasarlos a territorio norteamericano y por la represión de las patrullas estadounidenses. Soberanes denunció la persecución de que son objeto por los guardias fronterizos de Estados Unidos y la ejemplificó en los casos de Víctor Mandujano, de sólo 17 años, baleado por ellos, y de Darío Miranda, asesinado con 12 tiros en la espalda. El documento de la Comisión coincidió con una declaración del oficial Consejo de la Población que estimó continuará por 15 años más la emigración anual de medio millón de mexicanos hacia Estados Unidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play