Escúchenos en línea

Aumenta el envío de remesas a Honduras

San Pedro Sula, Honduras. La Prensa de Honduras.hn | 11 de Mayo de 2017 a las 09:34

En los primeros cuatro meses de este año, Honduras recibió $1,382.6 millones (L31,799 millones), unos $170 millones (L3,910 millones) más que los percibidos en igual período de 2016 ($1,211.9), según datos del Banco Central de Honduras (BCH).

Este crecimiento equivale al 14%, un porcentaje sumamente superior al observado en 2016, cuando la cantidad de dólares creció 8.5% sobre el monto captado entre enero y abril de 2015.

Aunque las remesas han mantenido un crecimiento ostensible en el primer tramo del año, los pronósticos de mal agüero persisten e indican que Honduras finalizaría diciembre con un declive, pero no dramático.

Al concluir los primeros cuatro meses, el Consejo Monetario Centroamericano, que agrupa los bancos centrales de toda la región, estima que Honduras cerrará el año con $3,923 millones (L90,229 millones), $25 millones (L575 millones) menos que 2016, cuando la balanza de pagos contabilizó $3,949 (L90,827 millones).

Según el Departamento de Comercio, el PIB de ese país creció en el primer trimestre 0.7%, frente a 2.1% del cuarto trimestre de 2016.

Antes, durante y días después de tomar posesión, el presidente Trump anunció que deportaría a centenares de indocumentados y construiría un muro en la frontera con México con dinero captado con impuestos sobre las remesas emitidas desde Estados Unidos.

Estas advertencias desataron temores y avivaron los pronósticos negativos para economías, como la de Honduras, que dependen en gran medida del dinero enviado por los expatriados.

Las remesas triplican la Inversión Extranjera Directa (IED), que el año experimentó una contracción ($1,002.1 millones, 16.7%, menos que en 2015), y equivalen al 19% del Producto Interno Bruto (PIB), unos $21,000 millones, de acuerdo con cifras del Banco Mundial (BM).

Manuel Bautista, presidente del Banco Central de Honduras, estima que las remesas “mantendrán un crecimiento durante el año” y considera que, en caso de ocurrir una caída en el segundo semestre, “sería imperceptible, porque la reducción sería muy pequeña”.

Alrededor de un 80% de las remesas es transferido desde Estados Unidos. El otro 20% es enviado desde diferentes países.

Realidad

Hasta ahora, las remesas y sus emisores en Estados Unidos no han sufrido ningún impacto negativo. Al contrario, de acuerdo con estadísticas del Banco Mundial, los hondureños pagan menos comisiones a las empresas remesadoras por enviar dólares a sus familiares.

Los hondureños pagaron una comisión promedio de $4.16 por cada $200 enviados durante el primer trimestre de 2016. A finales de año, $3.54, unos $0.62 menos por la misma cantidad, según Remittance Prices Worldwide del Banco Mundial.

Para enviar los dólares, los hondureños en Estados Unidos utilizan los diferentes métodos y servicios (por medio de agentes o Internet) de Ficohsa Express, Remitly, Xoom, MoneyGram, Viamericas, Western Union y Dolex Dollar Express.

Golpe

El 30 de marzo, congresistas republicanos presentaron un proyecto de ley para enmendar la Ley de Transferencia Electrónica de Fondos con el propósito de imponerle un 2% de impuesto a cualquier remesa enviada desde Estados Unidos a más de 40 países, entre ellos Honduras.

El proyecto de ley, con registro H. R. 1813, llamado Border Wall Funding Act of 2017, establece que las compañías remesadoras deben tener un sistema para los cobros a más tardar el 30 de septiembre y advierte que pagarán hasta $500,000 de multa o serán castigados con 20 años de prisión si no imponen el 2%.

A juicio de Julio Raudales, presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), difícilmente el gobierno hondureño logrará revertir un efecto deplorable en la economía.

“Esa es una decisión que EUA tomará para construir el muro y en Honduras no existe un factor para, por medio de políticas públicas, tomar una acción”, argumenta Raudales.

Para atenuar el impacto, en caso de que se presentara un escenario negativo, el Gobierno de Honduras debe estimular las exportaciones y motivar a inversionistas extranjeros a instalarse en Honduras, sugiere el CHE.

Los ingresos de la balanza de pagos (la cual registra las transacciones económicas de un país) son nutridos por los dólares captados por exportaciones, inversión extranjera directa, préstamos, donaciones y servicios.

“El Gobierno tiene el Plan Honduras 20/20, sin embargo, creemos que el país debe ser más confiable para atraer más inversionistas y también más turistas para que dejen dinero en el país”, aconseja.

Pese a la amenaza que se cierne sobre las remesas, la economía no se verá severamente afectada. A finales de abril, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) proyectó un crecimiento de 3.7% para Honduras, un poco arriba del promedio centroamericano (3.6).

Reacción

Desde el punto de vista de Luis Larach, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), el Plan Honduras 20/20 es el escudo que permitirá contrarrestar el efecto.

“Hay que continuar trabajando con el plan de nación Honduras 20/20, atraer más inversión para nuestra gente y ser más productivos internamente para competir con el mundo”, sugiere.

Larach sopesa que el país debe exportar productos con mayor valor agregado y no “exportar a nuestra gente” porque “genera divisas más caras, pues, generalmente, es a costas de la desintegración de las familias hondureñas”.

Mínimo

En caso de que Estados Unidos aprobara el 2%, la repercusión sería bastante baja, puesto que han transcurrido más de cuatros meses, según el Banco Central.

Si el impuesto entrara en vigencia en el segundo semestre, Honduras dejaría de recibir alrededor de $39 millones (L897 millones).

“El 2% de $3,949 representa unos $78 millones y ya han transcurrido cuatro meses”, dijo Bautista. “No creo que ese impuesto sea aprobado porque hay un fuerte movimiento de los hispanos en Estados Unidos y los demócratas están en contra”, dijo Bautista.

Indistintamente de la decisión que tome Estados Unidos, el Banco Central ha proyectado en su programa monetario un crecimiento de la economía que oscilará entre el 3.4% y 3.7%.


Descarga la aplicación

en google play en google play