Escúchenos en línea

No crucen a Texas; tiene ley racista, dice ACLU

Nuevo Laredo. El Mañana. | 14 de Mayo de 2017 a las 15:04
No crucen a Texas; tiene ley racista, dice ACLU

“Planeamos luchar contra esta ley racista y mal concebida SB4 en los tribunales y en las calles. Hasta que la venzamos, todos los que viajen en Texas o hasta dicho lugar necesitan estar al tanto de lo que les espera”, señaló Terri Burke, directora ejecutiva de Unión Americana de Libertades Civiles ACLU de Texas.

La ley SB4 entrará en vigencia el 1 de septiembre de 2017. “Sin embargo, a la ACLU le preocupa que algunos oficiales de Policía ahora podrán comenzar a tratar a los residentes y viajeros de manera arbitraria”, advirtió.

“Se trata simplemente de una cuestión de tiempo antes de que se produzcan los arrestos ilegales. Los oficiales de la policía local tendrán que decidir entre violar los derechos de una persona y ser multados severamente, encarcelados o incluso removidos de sus puestos en caso de optar por no hacerlo”, dijo Burke.

“El estado de la Estrella Solitaria se convertirá en un estado de ‘muéstreme sus papeles”, donde cada interacción con la Policía podrá convertirse en un interrogatorio de los ciudadanos y un potencial arresto ilegal”, advirtieron.

La alerta surge en medio de la aprobación de la ley de Texas conocida como SB4, advierte ACLU. “La ley da luz verde a los oficiales de Policía en el estado para que investiguen el estatus migratorio de una persona durante paradas de tráfico de rutina, basándose en una generalizada categorización racial, un examen detallado e infundado y arrestos ilegales de ciudadanos y no ciudadanos que se presume que son “extranjeros” según su apariencia o su acento. La alerta para viajeros se destina a todos los que viajen a Texas, incluyendo a los viajeros estadounidenses de otros estados y los ciudadanos estadounidenses. Además, esta alerta se aplica a todos los encuentros con oficiales de policía federal, estatal o del condado, incluida la policía local y los alguaciles”.

Advierten que la ley SB4 exige a los oficiales de Policía de Texas que cumplan con el erróneo uso desde el punto de vista constitucional de las órdenes de detención por parte del gobierno federal, que exigen a los oficiales de policía locales que detengan a las personas para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (U.S. Immigration and Customs Enforcement, ICE), incluso cuando carecen de la autoridad legal para hacerlo.

“El objetivo de la ACLU consiste en proteger a todos los texanos y a todas las personas que viajan por Texas -más allá de su estatus migratorio- frente al hostigamiento ilegal de los oficiales de Policía”, manifestó Lorella Praeli, directora de políticas y campañas de inmigración de la ACLU. “Texas es un estado con profundas raíces mexicanas y el lugar de acogida de inmigrantes de todos los ámbitos sociales. Muchos de nosotros encajamos en un perfil racial que la policía en Texas usará para aplicar la fuerza de deportación draconiana de Trump.

“Entre 2008 y 2012, ICE pidió a la policía local que detenga a 834 ciudadanos estadounidenses, algunos de los cuales pasaron días en la cárcel. Al aplicar la ley SB4, el estado de Texas pone los derechos de sus residentes, incluyendo los de los ciudadanos estadounidenses, en grave peligro”, advirtió la organización pro derechos civiles ACLU, con sede en Nueva York y oficinas en varios estados de EU.

QUIEREN ACABAR CON CIUDADES SANTUARIO

“La ley SB4 prohíbe las Ciudades Santuario. Prohíbe que las ciudades o las universidades sean un refugio para migrantes indocumentados”, explicó Martha Ojeda, directora de la Coalición Pro Justicia en las Maquiladoras, y miembro de redes pro defensa de los trabajadores en Estados Unidos, México y Canadá.

“La SB4 autoriza a todas las autoridades locales ya sea la policía las autoridades de los condados cómo los alguaciles para que pidan información a todos los inmigrantes de sus documentos y también autoriza las cárceles para recibir estos migrantes indocumentados. Es decir ya no va a haber centros de detención, ahora serán criminales que van a ir a la cárcel por haber cruzado la frontera sin documentos”, explicó Ojeda.

“La diferencia de todo esto son las amenazas de un mecanismo de cumplimiento, para que toda aquella autoridad que se niega a cooperar con las autoridades de migración y que evite que sus funcionarios respeten esta ley SB4 para denunciar, arrestar, perseguir, investigar e interrogar a todos los migrantes, van a ser castigados y se les van a retener los presupuestos estatales”, dijo.

“Tenemos el ejemplo del Condado de Travis, donde el alguacil Sally Hernández se opuso a denunciar, investigar o arrestar migrantes, y por lo tanto se le impuso la retención de un presupuesto de 1.5 millones de dólares para su condado. El Estado está retirando los fondos a los municipios y a los condados si se resisten aplicar esta ley”, añadió Ojeda.

“A todo aquel que sea inmigrante aún cuando tengas documentos y que tengas tu permiso aunque tengas tu visa, pero simplemente por el hecho del color de tu piel eres hostigado, perseguido, interrogado y deportado... y después ni siquiera te piden disculpas”, explicó.

Autoridades de Laredo se lavan las manos

La postura de las autoridades de Laredo, Texas, una de las comunidades donde más del 90 por ciento de la población es descendiente de mexicanos, ha sido ambigua. El alcalde Pete Saenz y el sheriff Martín Cuéllar, aseguraron que cumplirán con la ley, pero dijeron que serán “cuidadosos”.

“Eso de ser cuidadoso es muy ambiguo, porque simplemente por el hecho de que te estén deteniendo para investigación ya es una violación a tus derechos ya que están cumpliendo la ley, pero violando tus derechos. La ley SB4 está basada en la discriminación racial y desafortunadamente viola la constitución y viola tus derechos”, cuestionó Martha Ojeda.

¿Qué significa la aprobación de la Ley SB4?

“Con la aprobación de la Ley SB4 los sheriffs texanos que no cooperen con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), pueden enfrentar cargos de delitos menores y hasta penas de cárcel”, advierte Conexión Migrante.

“Además, los cuerpos de policía local podrán cuestionar el estatus migratorio de cualquier persona detenida, una medida similar a una ley de Arizona popularmente conocida como ‘enséñame tus papeles’. Asimismo, obliga a policías y guardias de universidades y colegios a hacer cumplir las leyes migratorias”, detallan.

¡Conozca Sus Derechos!

Cómo Protegerse Durante Una Redada Migratoria

La ACLU de Texas está dedicada a proteger y defender los derechos constitucionales y civiles de todas las personas en Texas, sin importar su estatus migratorio, en las cortes, en la legislatura estatal, y en comunidades pequeñas o grandes alrededor del estado de la “Estrella Solitaria.” Actualmente, los inmigrantes y refugiados se están enfrentando a un aumento de acciones por parte del gobierno, que incluyen redadas arbitrarias al hogar y sin anunciar. La información aquí contenida es sólo con fines informativos y no pretende servir como asesoría legal.

Sus derechos bajo nuestra Constitución

La Constitución protege a todas las personas, sin importar su estatus migratorio, de ser discriminadas debido a su raza o nacionalidad. Dentro de los Estados Unidos, todos tienen derecho a ciertas protecciones, incluyendo el derecho a recibir un trato justo en los tribunales, libertad de expresión, libertad de religión, y a más derechos civiles básicos.

Sus derechos básicos durante una redada en su hogar

Mantenga la calma.

Usted no tiene que abrir la puerta. Si desea hacer valer sus derechos, usted debe mantener su puerta cerrada y hablar con los agentes a través de la puerta.

Pídale a los agentes que se identifiquen y pregúnteles por qué razón están allí.

A veces los agentes utilizan el engaño o información falsa, así que tenga mucho cuidado.

Si los agentes no hablan español, pida un intérprete.

Si los agentes quieren entrar, pregunte si tienen una orden o ‘warrant’ (papel garantía) firmada por un juez. Una orden administrativa de expulsión de las autoridades de inmigración no es suficiente.

Si ellos dicen que tienen una orden o warrant, pídales que pasen la orden debajo de la puerta.

Busque en la parte superior y en la línea de la firma para ver si fue emitida por un tribunal y firmada por un juez o emitida por DHS o ICE y firmada por un empleado de DHS o ICE. Sólo una orden o warrant judicial es válida para la entrada en su casa.

Lea y revise la orden o warrant con mucha atención. No abra la puerta a menos que ICE muestre una orden o warrant judicial que tenga su nombre o el nombre de alguien que viva en su casa, y/o las áreas que deben ser registradas en su dirección de hogar.

En todos los demás casos, mantenga la puerta cerrada y diga claramente: “No consiento a su entrada.”

Si los agentes aun abren paso a la fuerza, no trate de resistir. Diga claramente: “No consiento a su entrada o su registro de este lugar. Estoy ejerciendo mi derecho a guardar silencio. Deseo hablar con un abogado tan pronto como sea posible”.

Todas las personas que se encuentren en su residencia pueden también ejercer su derecho a guardar silencio.

No vaya a mentir o mostrar documentos falsos.

No firme ningún documento sin hablar con un abogado.

¿Qué hacer si usted es detenido por ICE?

Usted tiene derecho a un abogado, pero ni ICE ni el gobierno tienen que darle uno. Si usted no tiene abogado, pida que le den una lista de proveedores de servicios de asesoría legal gratuitos o de bajo costo, de acuerdo con ACLU.

Usted tiene derecho a comunicarse con su consulado o a que un agente del gobierno notifique al consulado de su arresto.

Dígale al agente que desea permanecer en silencio. No hable de su estatus migratorio o las razones por las cuales está en los EU con nadie más que con su abogado.

¡No firme nada! Si firma antes de hablar con un abogado, es posible que usted esté renunciando la oportunidad de permanecer en los EU.

Trate de mantener la calma todo el tiempo. En la medida de lo posible, trate de permanecer calmado y piense claramente aunque se sienta bajo presión o intimidado.

Recuerde su número de inmigración (“A number”) y déselo a su familia. Esto ayudará a que sus familiares lo localicen.

Mantenga una copia de sus documentos de inmigración con alguien a quien le tenga confianza.

No vaya a dar documentos o información falsa, ya que eso lo puede perjudicar en un proceso de deportación.

ACLU advierte que viajar a Texas puede resultar en la violación de derechos constitucionales.

Fuente: ACLU

 


Descarga la aplicación

en google play en google play