Escúchenos en línea

Ley contra indocumentados afecta negocios en Oklahoma

LaVoz.com. Desde Oklahoma City, Oklahoma. | 27 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Maxine Grider sabe demasiado bien que para tener ganancias en su tienda de comestibles en el sur de Oklahoma City depende mucho de la comunidad latina. Hace casi un mes entró en vigencia una ley estatal contra los inmigrantes sin residencia legal, y desde entonces, la tienda de Grider, Discount Foods, ha dejado de tener ventas semanales de entre 50 mil y 75 mil dólares. "Nos ha golpeado bastante", afirmó Grider, quien ha operado su tienda de comestibles en el mismo lugar desde hace 45 años. Si la tendencia continúa, la tienda empezará a tener pérdidas y podría cerrar dijo. La Legislatura adoptó la ley estatal de inmigración la primavera pasada y el gobernador Brad Henry la firmó para darle fuerza de ley. Entre otras cosas, la legislación prohíbe que los indocumentados reciban servicios públicos y le impone requisitos a los patrones para que verifiquen el estatus de inmigración y la elegibilidad laboral de sus trabajadores. Según la ley estatal, aquellos empleadores que contraten indocumentados intencionalmente serán castigados. Las tiendas al de ventas al detalle y los empleadores cuyo éxito depende de los negocios y los trabajadores latinos han estado pasando apuros desde que la ley de Oklahoma contra los inmigrantes indocumentados entró en vigencia el 1ro. de noviembre. Algunos inmigrantes han preferido irse del estado y otros son renuentes a salir de sus casas. "Hay una escasez definida de trabajadores", declaró Mike Seney, el vicepresidente sénior de operaciones para la Cámara del Estado, una asociación de negocios e industrias que representa a 1 mil 500 empleadores en toda Oklahoma. Con una tasa de desempleo en Oklahoma de apenas 4,2% de la fuerza laboral _ abajo de la tasa nacional de 4,7% _, los contratistas y los negocios necesitan trabajadores, dijo Seney. "Ellos están pasando problemas para encontrar trabajadores. Algunas familias simplemente están diciendo 'Me voy de aquí'", sostuvo Seney. "Creo que vamos a tener algunos problemas", agregó. La Coalición Nacional de Clero y Líderes Religiosos Latinos y otras organizaciones han impugnado la ley ante un tribunal federal de distrito en Tulsa. La coalición alega que la ley se enfoca en los inmigrantes sin residencia legal y que ha dañado a varias personas. El juez federal no ha tomado una decisión aún.

Descarga la aplicación

en google play en google play