Escúchenos en línea

El invierno es mortal para inmigrantes que cruzan frontera

LaVoz.com. Desde Tucson, Arizona. | 28 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Los desiertos de Arizona pueden ser mortales para los inmigrantes ilegales que cruzan la frontera en verano, pero con la llegada del invierno, las bajas temperaturas, la nieve y la lluvia también pueden implicar un riesgo similar. La mayoría de los indocumentados que fueron capturados en esta época del año no están preparados para un clima tan frío, dijo Dove Haber, vocera de la Patrulla Fronteriza en el sector de Tucson, que cubre la mayor parte de la frontera de Arizona excepto por un área en torno a Yuma. La Patrulla Fronteriza ha registrado 27 muertes directamente atribuidas al clima frío en el sector de Tucson en los últimos cuatro años. En el año fiscal que concluyó el 30 de septiembre, 400 personas murieron mientras intentaban ingresar a Estados Unidos desde México en ese sector. La causa principal de muerte fue la exposición al calor, en tanto otras causas incluyeron accidentes de vehículos y de trenes, muertes por ahogo, agotamiento físico y ataques de delincuentes. Grupos de voluntarios que trabajan todo el verano para advertir a los inmigrantes acerca de la inconveniencia de cruzar la frontera en el verano cambian su enfoque en el invierno. El grupo Humane Borders (fronteras humanas), que pone agua en senderos del desierto atravesados por inmigrantes ilegales, envía cuadrillas de rescate a buscar a aquellos que necesitan ayuda luego de drásticos cambios climáticos, tales como fuertes lluvias seguidas por un súbito congelamiento. El fundador del grupo, el reverendo Robin Hoover, dijo que durante la época álgida de la inmigración ilegal, en febrero y en marzo, algunos indocumentados que han soportado una noche de 28 grados Fahrenheit (3 grados centígrados bajo cero) suelen dirigirse a algún camino, hacen señas a un voluntario y dicen, "Sáquenme de aquí, llamen a la migra", un término del argot para la Patrulla Fronteriza. Oleadas de frío afectaron a centenares de ilegales que cruzaron la reserva india Tohono O'odham en dos ocasiones desde el 2000. Hasta ahora en lo que va de la temporada, el clima no ha sido lo bastante frío para disuadir a muchos indocumentados que ingresen en Arizona. Tampoco se han registrado muertes causadas por el frío, o rescates, informó la Patrulla Fronteriza.

Descarga la aplicación

en google play en google play