Escúchenos en línea

Estudio deja en evidencia la xenofobia en la población uruguaya

Montevideo. Agencias | 6 de Junio de 2017 a las 14:41

Aunque los últimos Gobiernos vienen promoviendo la imagen de Uruguay como un país abierto a la inmigración, y del trabajo de instituciones como el Museo de las Migraciones, la mayoría de los uruguayos son, en algún grado, discriminadores y xenofóbicos.

Una investigación de la Universidad de la República retrató cuál es el verdadero entorno para aquellas personas que deciden residir en “el paisito” buscando un futuro mejor, o simplemente distinto.

75% de los uruguayos creen que los inmigrantes deben estar dispuestos a “adoptar costumbres y estilo de vida” del país

Según la medición, 7 de cada 10 uruguayos sostienen que los empresarios deben priorizar a sus compatriotas si hay escasez de empleo, y 62% cree que hay que dar preferencia a los que siempre vivieron en el país, por encima de aquellos que se hayan ido al exterior buscando una mejor vida en algún momento.

45% de las personas afirmaron que es una “mala noticia” la llegada de personas de otros países, aunque no se trata de cualquier extranjero, porque el porcentaje varía dependiendo de la situación en que vengan: la cifra de rechazo sube a 56% si se trata de personas que solo alcanzaron la educación media, básica o menos.

Unos pocos (4%) quieren que vengan solo personas de piel blanca, y un 12% prefieren que vengan inmigrantes con dinero.

Tesis infundadas

Muchos de los argumentos que utilizaron los censados, para esgrimir su posición xenofóbica, carecen de sustento. Algunos (23%) creen que los inmigrantes inciden en el aumento de la delincuencia.  “Sin embargo, la cantidad de extranjeros presos o denunciados son ínfimos en relación al resto de la población”, aclaró Rinche Roodenburg, miembro de la ONG Idas y vueltas.

El 60% consideran que hay que dar prioridad a los uruguayos en el acceso a la vivienda, mientras que otro tanto (48%) cree que hay que anteponerlos a los foráneos en servicios de salud y educación (49%).

“Hay un brote de visión negativa hacia la población extranjera”, explicó a la prensa Alba Goycoechea, encargada de la misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Uruguay. “A veces los medios de comunicación contribuyen a ese rechazo”, agregó.

Población envejecida e inmigración

A pesar de que el país tiene una población envejecida, en la que el 18% superan los 60 años de edad, según un estudio de MIDES de 2015, y que la mano de obra inmigrante es mayormente joven, estas poblaciones que dejan su patria para buscar nuevas oportunidades en Uruguay siguen sufriendo de la discriminación de los locales, en una nación fundada por inmigrantes.

Lavalleja, Colonia, Flores, Florida, Montevideo y Rocha son los departamentos con más población mayor de 64 años, que son el 14% de la población nacional, unas 457.500 personas. A partir de los 65 años, 6 de cada 10 personas mayores son mujeres, y a partir de los 85 años las mujeres aumentan a 7 de cada 10.

Junto a todo esto, los especialistas aseguran que la inmigración contribuye al enriquecimiento cultural y a elevar el nivel de conocimientos de la población en general. No es de ignorar que en las últimas oleadas de inmigrantes, muchos de ellos tienen estudios más elevados que el promedio uruguayo.


Descarga la aplicación

en google play en google play