Escúchenos en línea

Pastor relata cómo se encerró en casa con su familia al confundir a policías con ICE

Los Ángeles, California. Univisión | 7 de Junio de 2017 a las 14:20

Una familia latina del condado de Los Ángeles donde el papá y la mamá están en proceso para obtener la residencia permanente decidió no abrir la puerta a policías locales que realizaban un operativo.

El motivo: temían que se tratara de agentes de la Oficina para el control de Inmigración y Aduanas (ICE).

El hecho se registró recientemente en la ciudad de South Gate, donde aparentemente policías locales pretendían ingresar a una casa con la que la familia Ruiz comparte acceso de la calle.

El papá, Roberto Ruiz, contó a Noticias Univision que a través de las cámaras de vigilancia pudo ver a varios uniformados afuera de su domicilio y que por temor de que fueran agentes de inmigración le pusieron seguro a la puerta y se quedaron encerrados todo el día.

“Me dio miedo de que iban a hacer lo que sea para entrar, para venir por lo que vinieron, en ese momento yo pensé que venían por mi papá”, dijo una de las hijas.

Relacionado

Los Ángeles le pide a ICE que deje de identificarse como ‘policía’ al tocar en los hogares de inmigrantes

La familia Ruiz decidió no abrir la puerta siguiendo las recomendaciones de organizaciones y abogados para cuando agentes de inmigración llegan a las casas en busca de indocumentados, dijo el señor Ruiz, quien hace 25 años emigró de Oaxaca, México, y se dedica a predicar el cristianismo.

Una vocera de ICE aseguró que sus agentes no realizaron ningún operativo en la ciudad de South Gate y que se trababa de acción de la policía local.

En las imágenes que la familia Ruiz captó con las cámaras de vigilancia los agentes están identificados como policías, de la misma forma como se han mostrado los agentes de ICE en los recientes operativos realizados en el sur de California y por lo que es difícil distinguir si son oficiales de la ciudad o de inmigración.

Los operativos de ICE han generado ansiedad en la comunidad a tal grado que la Policía de Los Ángeles (LAPD) ha registrado una baja en la denuncia de crímenes en zonas donde la población hispana predomina.

En un intento por recuperar la confianza de la comunidad, el jefe del LAPD, Charlie Beck, ha insistido en que sus oficiales no colaboran con ICE.


Descarga la aplicación

en google play en google play