Escúchenos en línea

Inmigrantes se casarían con estadounidenses gracias a programa de t.v.

Agencia EFE. Desde Washington | 3 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El verdadero amor no tiene fronteras, o al menos eso proclama el vídeo promocional de un nuevo programa de televisión que ayudará a inmigrantes con visados temporales a encontrar una esposa estadounidense. "¿Quién quiere casarse con una ciudadana estadounidense?" es obra de Adrián Martínez, un productor de origen mexicano radicado en Los Ángeles, quien ha atraído algunas críticas y mucha atención con su idea. Algunos detractores dicen que el programa trata de utilizar el caldeado debate migratorio para ganar audiencia, así como aprovecharse del deseo de los participantes de convertirse en ciudadanos de los Estados Unidos. Martínez respondió este lunes y dijo a la cadena de televisión CBS que "para empezar, no somos el Gobierno estadounidense, o sea que no podemos repartir tarjetas verdes ("green cards") y tampoco vamos a casar a nadie en pantalla". Lo que sí hará Morusa Media, la empresa de Martínez, es pagar los gastos de la boda y la luna de miel si surge un romance y acaba en «sí quiero». Más allá de eso, el productor asegura que no hay nada que temer: "Que nadie se preocupe de nada. No vamos a cambiar la política migratoria», dijo y añadió que su único objetivo es lograr que espectadores y concursantes pasen «un buen rato". Morusa Media distribuirá de momento el programa de forma independiente, aunque mantiene conversaciones con una cadena de cable que espera concluya en un acuerdo. Martínez ha grabado ya un programa piloto y ha identificado a los participantes de los primeros seis capítulos, la mayoría de ellos latinos, aunque la idea es que en el futuro haya inmigrantes de otras regiones además de Latinoamérica. Un vídeo promocional (en la dirección: www.HookACitizen.com) ofrece un adelanto de lo que se avecina. El fragmento arranca con música latina de fondo y la voz de un cantante que dice: "sabor". A continuación aparecen en pantalla los tres aspirantes hispanos al corazón de una joven estadounidense, que no se decanta por su favorito hasta el final. "¿Qué dirán para ganar su amor?", inquiere un rótulo en la pantalla. "Soy honesto, soy trabajador, no tengo vicios, no fumo, bebo poco", asegura el primero de los concursantes. "Tengo tanto amor por el mundo y tanto amor para darte", proclama el segundo concursante, a lo que el tercero en liza añade: "Nunca te engañaré". Tras esa declaración de intenciones, aparece un nuevo mensaje en pantalla: "Uno ganará y se quedará en el país... Los otros dos probablemente serán deportados". Pese a esa afirmación, Angelo Gonzáles, primo de Adrián Martínez y futuro presentador del programa dijo a la CBS que el principal objetivo de los concursantes es encontrar "amor" y no la ciudadanía. "No tratamos de meternos en el proceso migratorio. El nuestro es el negocio del amor. Solo queremos divertirnos", aseguró Gonzáles a la escéptica presentadora de CBS Hannah Storm. El programa es una versión de "Dating Game" que debutó en la cadena de televisión ABC en diciembre de 1965 y estuvo en el aire durante varias décadas. La única diferencia es que en esta ocasión está el elemento migratorio por medio y que habrá «más tensión» que en el programa de la década de los 60, según aseguró Gonzáles. Los promotores del programa insisten también en que el programa no busca condonar la inmigración ilegal y recuerdan que solo pueden participar ciudadanos documentados. Pese a esas críticas, Martínez asegura que las respuestas que ha recibido hasta ahora han sido generalmente positivas. "Uno podría pensar que recibiríamos comentarios negativos pero han sido estupendos", dijo el productor, quien asegura estar sorprendido por la buena acogida que ha tenido su idea

Descarga la aplicación

en google play en google play