Escúchenos en línea

Piden sistema para frenar fuga de cerebros de países pobres

Agencias. Desde Bruselas. | 6 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El ministro español de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, exigió este jueves que la 'tarjeta azul' propuesta por la Comisión Europea para atraer a inmigrantes altamente cualificados se acompañe de un sistema que frene la fuga de cerebros en los países más pobres y permita formar a otros profesionales que sustituyan a los que se marchen a Europa o a Estados Unidos. Caldera participó en la reunión conjunta de ministros de Empleo y del Interior de los Veintisiete en la que se discutió sobre la creación de la 'tarjeta azul' y también sobre la norma para castigar penalmente a los empresarios que contraten a inmigrantes irregulares. "La 'tarjeta azul' está bien, pero tiene que ir acompañada de un sistema en el cual se garantice a los países de donde provienen esos inmigrantes cualificados que no perderán su fuerza laboral, y que habrá educación y formación para que sean sustituidos por otros trabajadores cualificados", destacó Caldera. Explicó que en la actualidad hay más médicos etíopes en Estados Unidos que en Etiopía, y que hay más doctores de Malawi en Londres que en Malawi, algo que según destacó genera "preocupación" en los países de origen. A juicio del ministro, si no se toman medidas para frenar la fuga de cerebros "estos países perderán su fuerza de trabajo cualificada e irán en lugar de hacia adelante hacia atrás". "Hay que buscar modelos de ayuda para, al menos en el campo educativo, poder sustituir a estos personas cualificadas que esos países pierden a favor de Occidente", señaló. Caldera aseguró que la política migratoria de España "se está convirtiendo en modelo para Europa", tanto por lo que se refiere a asociar los flujos migratorios al mercado laboral como impulso de la denominada "inmigración circular", que permite a los inmigrantes volver a su lugar de origen, o en la política de integración. En este sentido, citó el caso de la nueva ley francesa que permite a los prefectos conceder un permiso de trabajo y residencia a un inmigrante si lleva un tiempo en Francia, está trabajando y ese puesto no puede cubrirse con un trabajador francés. "Es exactamente lo que hacemos en España", dijo el ministro de Trabajo. Destacó además que "España se está volcando en África" y con sus "modestos recursos" está ya "financiando 15 escuelas taller en 10 países africanos". "Vamos a formar a miles de jóvenes africanos para que puedan tener futuro en su país y estén preparados por si empresas españolas y europeas deciden contratarlos", apuntó.

Descarga la aplicación

en google play en google play