Escúchenos en línea

Activistas de Texas cuestionan proyecto de reforma a inmigración legal apoyada por presidente Trump

Dallas. Mundo Hispánico. | 2 de Agosto de 2017 a las 17:46
Activistas de Texas cuestionan proyecto de reforma a inmigración legal apoyada por presidente Trump

Luego de que el presidente Donald Trump anunciara su respaldo al proyecto de ley denominado Reforming American Immigration for a Strong Economy (RAISE), que busca reducir a la mitad la inmigración legal al país a lo largo de la próxima década, organizaciones proinmigrantes en Texas reaccionaron con escepticismo a la propuesta, catalogándola como antiinmigrante.

Y es que el proyecto eliminaría el concurso anual internacional por el que el Gobierno estadounidense conocido como la Lotería de Visas. Asimismo, limitaría visas para pedir a familiares como hermanos y reemplazaría el actual sistema de visas de empleo con uno que premie a los solicitantes por sus méritos individuales.

Para el presidente se trata de “una promesa de campaña de reducir la inmigración, no solo la indocumentada, sino la inmigración legal”, dijo César Espinoza, director de Familias Inmigrantes y Estudiantes en la Lucha (FIEL). “Las estadísticas dicen que las minorías muy pronto van a ser la mayoría en todo el país y es el miedo que le tienen al cambio que es inminente”.

El proyecto de ley, presentado en febrero por los senadores republicanos David Perdue, de Georgia, y Tom Cotton, de Arkansas, reduciría el número de inmigrantes legales permitidos en Estados Unidos en un 40 por ciento en el primer año y el 50 por ciento en una década, según sus promotores. Buscando así salvaguardar los empleos de los trabajadores estadounidenses.

“Trump es bipolar, un día da más visas y oportunidades para inmigrantes y después se echa para atrás”, apuntó Espinoza. “La industria de lácteos, agricultura y de la pesca está perdiendo a sus trabajadores, porque los americanos no quieren hacer ese trabajo”.

De acuerdo con Espinoza, la ley federal de trabajo prohíbe crear lugares de empleo solamente para trabajadores que, por ejemplo, solo posean residencias o ciudadanos estadounidenses,  ya que es considerado discriminación.

“Es una discriminación ya que deberían de tener igualdad de trabajo para todas las personas”, añadió Espinoza. “Cuando le sale algo mal (a Trump), usa a los inmigrantes como piñata. Esa siempre es su actitud”.

Según el senador Cotton, el número de tarjetas verdes que se otorgan cada año son alrededor de un millón, lo que catalogó como excesivo. “En un año, esto lo reduciría a alrededor de 600 mil”, añadió Cotton. “En el lapso de la ventana de 10 años caería a cerca de 500 mil”.

La organización Mi Familia Vota – Texas (MFV) también cuestiona la iniciativa que se presentó en la Casa Blanca.

“Creemos que es una legislación que busca separar a los trabajadores de sus familias. Es más de lo mismo, de la agenda antiinmigrante que tiene el presidente”, dijo a Mundo Hispánico Carlos Duartes, director de MFV. “La comunidad inmigrante no debe de poner atención a estos tipos de ataque sino que tenemos que enfocarnos en legislación que es más positiva como, por ejemplo, el Dream Act”.

El Dream Act, proyecto de ley bipartidista presentado el 20 de julio establecería una vía hacia la ciudadanía para ciertos jóvenes indocumentados que llegaron al país cuando eran niños, conocidos como ‘dreamers’.

“El congreso republicano no tiene capacidad para llevar a buen termino lo que está presentando el presidente, es solo un anuncio, lo del plan de cuidado de salud es un ejemplo que no tienen la capacidad ni los votos para pasar este tipo de legislación”, detalló Duarte.”Le hacemos un llamado a los inmigrantes a que llamen a los legisladores para apoyar legislaciones que favorecen a la comunidad”.


Descarga la aplicación

en google play en google play