Escúchenos en línea

Grupos de inmigrantes arrecian boicot contra Western Union

Agencia EFE. Desde Washington. | 10 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Más de 200 grupos de inmigrantes anunciaron este lunes que intensificarán el boicot contra la empresa de envío de dinero Western Union por sus elevadas comisiones, sus tipos de cambio injustos y su falta de reinversión comunitaria. El boicot comenzó el pasado 10 de septiembre y sus promotores, repartidos por todo el país en ciudades como Los Ángeles, Chicago, Oakland, Minneapolis, Charlotte, Providence, New Brusnswick y Nueva York, prometieron este lunes que continuarán con su presión hasta que Western Union mejore su servicio. "Desde el inicio del boicot, no hemos oído una respuesta adecuada de Wester Union", dijo en un comunicado Francis Calpotura, director ejecutivo del Instituto Transnacional de Acción y de Investigación de las Raíces (TIGRA), organización encargada de la coordinación de esta iniciativa. "Aunque Western Union anunció el programa 'Nuestro Mundo, Nuestra Familia', se trata simplemente de un conjunto de iniciativas ya existentes. La reinversión comunitaria de la compañía sólo ha aumentado 0,49 dólares por cada 100 dólares de beneficios", añadió. Según Calpotura, el hecho de que Western Union no tome medidas tendrá como consecuencia "un mayor número de acciones determinadas por los inmigrantes en 2008". El movimiento se ha fortalecido durante el último mes hasta el punto en que en la ciudad de Providence (Rhode Island) el ayuntamiento aprobó una resolución que apoya los objetivos de la campaña y otras ciudades planean llevar a cabo medidas parecidas. Según el comunicado TIGRA, incluso algunos agentes de Western Union se han negado a ofrecer sus servicios a la empresa de envío de dinero para apoyar así al boicot que además se ha extendido a países como Filipinas y México. Los promotores exigen a Western Union la firma de un Acuerdo Transnacional de Beneficios Comunitarios (TCBA) que exigiría a la compañía que rebajara sus tasas, que se asociara para una reinversión genuina en la comunidad y que establezca tipos de cambio más justos. Al parecer, las empresas de dinero no están obligadas a firmar acuerdos de beneficios comunitarios, a pesar de que las entidades bancarias si deben hacerlo en virtud de la ley federal de Reinversión Comunitaria. "Las todavía vulnerables comunidades inmigrantes dependen de instituciones financieras como Western Union para sus transferencias de dinero, cobro de efectivo, y préstamos diarios", dice el comunicado. "Los inmigrantes están boicoteando a la compañía para parar su relación depredadora con las comunidades de bajos ingresos en las que vive una gran proporción de minorías", añade. Los beneficios anuales de Western Union, que proceden directamente de las citadas comunidades, superan los 1.000 millones de dólares, según los convocantes del boicot.

Descarga la aplicación

en google play en google play