Escúchenos en línea

Nueve indocumentados muertos en un choque tras pasar frontera de EEUU

Agencia AFP. Desde Los Ángeles. | 7 de Agosto de 2006 a las 00:00
Nueve personas muertas y 12 heridos es el saldo de un aparatoso accidente ocurrido el lunes en Arizona (oeste) cuando una camioneta que transportaba más de 20 indocumentados se volcó al intentar evadir un control de la guardia fronteriza de Estados Unidos, confirmó la policía a la AFP. "A las 6:50 locales del lunes un vehículo que transportaba entre 21 y 22 personas -sospechamos que todos eran inmigrantes ilegales-, intentó evadir un puesto de control de la patrulla fronteriza cuando se volcó", confirmó el agente Leon Wilmot, mayor de la comisaría del condado de Yuma. "Nueve personas murieron, y al menos 12 resultaron heridas, entre ellas cinco que se encuentran en esta crítico", precisó el oficial desde el puesto policial de Yuma, donde sucedió el accidente, al suroeste de Arizona, muy cerca del estado mexicano de Baja California. El agente Wilmot indicó que no podía precisar por el momento si los indocumentados eran todos ciudadanos mexicanos, ni si había víctimas dentro de de la camioneta accidentada. "Por el momento la policía y otras autoridades continúan investigando este accidente en el lugar", agregó el oficial. Este tipo de accidentes que involucra vehículos que transportan indocumentados suelen suceder en las localidades estadounidenses cercanas a la frontera con México, por persecuciones de la guardia fronteriza o porque intentan esquivar a toda velocidad los puestos de control de las autoridades. México y Estados Unidos comparten una frontera de casi 3.100 km, que es una de las más transitadas del mundo, y por la cual decenas de personas sin papeles intentan cruzar a diario en grupos que pagan a traficantes de indocumentados o incluso nadando y caminando por un desierto en el cual muchos mueren deshidratados por las altas temperaturas. En Estados Unidos viven cerca de 12 millones de inmigrantes sin documentos, cuya legalización y la seguridad fronteriza es motivo de un largo debate en Washington, donde una parte de los legisladores propone construir un muro y endurecer las políticas migratorias. El presidente George W. Bush anunció un plan de refuerzo fronterizo destinando un contingente de 6.000 guardias nacionales desde el 1 de agosto, con el apoyo de los gobernadores de los estados fronterizos de California, Arizona, Texas y Nuevo México. El pasado 14 de julio, el teniente general Steven Blum, jefe de la Guardia Nacional de Estados Unidos, estimó que cerca del 40% de los soldados que serán colocados en la frontera portarán armas de fuego.

Descarga la aplicación

en google play en google play