Escúchenos en línea

Dramática historia de dos jóvenes salvadoreños en Argentina

Infobae.com. Desde Buenos Aires, Argentina. | 11 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Se trata de dos salvadoreños que llegaron para estudiar en la UBA (Universidad de Buenos Aires, Argentina). Habían ahorrado durante años y todos en su humilde pueblo los ayudaron para que vinieran. Cuando llegaron, un taxista les robó todo y ahora no saben qué hacer. Fernando Landaverde Zamora (21) y Juan Francisco Mendoza (20) vieron tambalear su sueño de estudiar en la Argentina cuando a pocos minutos de arribar al país un taxista que los trasladaba desde el Aeropuerto de Ezeiza les robó sus ahorros. Los jóvenes de El Salvador trabajaron durante más de dos años y hasta recibieron ayuda de las autoridades de su pueblo para poder ahorrar los 6 mil dólares que le permitirían estudiar Comunicación Social en una universidad pública argentina y buscar así una forma de salir de sus humildes condiciones de vida. El trágico hecho se produjo cuando los salvadoreños arribaron al país y decidieron tomar un taxi para llegar a la Capital Federal. Fue entonces que el chofer del vehículo los amenazó con un arma, les robó el dinero que habían ahorrado y los abandonó en una zona del Conurbano. "Nos iba a venir a buscar otro salvadoreño que habíamos contactado por la embajada, pero no pudo y no llegó a avisarnos. Esperamos un rato y cuando se hicieron las 8 de la mañana se acercó un hombre de tez blanca, de 1.70 de alto, más bien fornido, que tenía un taxi negro y amarillo", recordó Juan Francisco al diario Clarín. "Nos confiamos porque pensamos que tenía permiso. En el aeropuerto de El Salvador para entrar deben tener licencia", aclara. Durante al menos 45 minutos los dos jóvenes hablaron con el taxista quienes les iba haciendo preguntas hasta que ingresó en una calle oscura y allí sacó un arma y los amenazó para que le entreguen el dinero. "Nos revolvió el equipaje y nos sacó la plata", explicó Fernando. Al día siguiente del robo los llevaron hasta la embajada de El Salvador y hace un mes están durmiendo en diferentes pensiones. "Todo es provisorio pero no nos sirve. Estuvimos en la Ciudad Universitaria unas semanas. Luego vinieron unos deportistas del interior y tuvimos que dejar el lugar. Ahora estamos en una habitación cerca de la avenida Maipú, en Olivos. Allí no hay cama, sólo dos colchones en el piso, pero no tenemos para pagar otra cosa", comenta Fernando.

Descarga la aplicación

en google play en google play