Escúchenos en línea

Mayoría de los estadounidenses prefiere rehabilitación antes que cárcel para jóvenes

Agencia EFE. Desde Washington. | 11 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La mayoría de los estadounidenses contribuiría hasta con 100 dólares anuales para rehabilitación de jóvenes culpables de delitos menores, en lugar de encarcelarlos, según un informe del Consejo Nacional de la Raza (NCLR). El estudio, que forma parte de la iniciativa "Modelos para el Cambio", apoya una reforma del Sistema de Justicia Juvenil en EE.UU. que tendría un enorme impacto en la población latina, al tratarse de la minoría más numerosa en EE.UU. (cerca del 15 por ciento de la población) y en la que la mayoría de sus integrantes son menores de 18 años. Lamentablemente, según los responsables del informe, se carece de datos precisos o estadísticas sobre el número de jóvenes latinos que están encarcelados en EE.UU., el país del mundo que más personas tiene encarceladas 'per capita'. "La falta de datos precisos y de estadísticas sobre el número de latinos encarcelados hace que nuestra población se convierta en invisible", dijo en una conferencia telefónica Ángela Arboleda, directora de Política Pública en Derechos Civiles y Justicia Juvenil del NCLR. "No tenemos cifras exactas, pero cuando vas a cárceles de estados como Washington, a pesar de no ser uno de los que más latinos acoge, ves como la mayoría de los prisioneros son negros y latinos", añadió. Según el informe, la sociedad en general considera que a los jóvenes que cometan delitos menores, no debe castigárseles como a los adultos y que la rehabilitación es más efectiva que el encarcelamiento. "Se ha producido un cambio de actitud a nivel público que favorece la rehabilitación ante el encarcelamiento porque la gente se ha dado cuenta de a pesar de las penas de cárcel, no se ha reducido el número de delitos que se cometen", dijo Arboleda. Según los datos del estudio, basados en dos investigaciones diferentes sobre el tema, un 70 por ciento de la sociedad estaría dispuesto a pagar por la rehabilitación en lugar de por la cárcel, y la mayoría de ellos, contribuirían con cerca de 100 dólares anuales. "Los ciudadanos preferirían pagar un promedio de 98 dólares por la rehabilitación en vez de una cantidad menor de 83 dólares por el encarcelamiento", dijo Alex Piquero, autor del estudio "La Disposición a Pagar", uno de los que fundamentan este informe y que se realizó en Pensilvania, Washington, Luisiana e Illinois. La otra investigación, realizada en septiembre entre 1 mil 700 adultos a nivel nacional por el Centro de Ley y Política Pública para la Niñez, reveló como "casi el 50 por ciento de la población considera que el sistema trata peor a los jóvenes latinos que a los blancos". Según este estudio, los jóvenes latinos se enfrentan a enormes barreras lingüísticas y culturales en el sistema de justicia juvenil, lo cual suele ser uno de los motivos de la diferencia de trato de la que son víctimas en dicho sistema. "Seis de cada 10 estadounidenses están de acuerdo en poner en marcha soluciones lingüística y culturalmente competentes para luchar contra las barreras a las que se enfrentan los latinos", dijo Dana Shoenberg, del Centro de Ley y Política Pública para la Niñez. Este informe también corrobora la predisposición del público hacia la rehabilitación comunitaria frente al encarcelamiento de jóvenes culpables de delitos menores tales como la falta de asistencia continuada e injustificada al colegio, o el hacer un grafiti en una pared. El NCLR y la fundación John D. y Catherine T. MacArthur organizan durante hoy y mañana una conferencia en Washington DC en la que discutirán sobre la posibilidad de reforma del sistema de Justicia Juvenil. Además tratarán de establecer modelos de cambio en base a lo descubierto en los cuatro estados donde se realizaron las primeras investigaciones y que, si bien no son los que más latinos acogen, se trata de los que están a favor de una reforma de su sistema judicial para las personas de entre 12 y 18 años de media. Durante la conferencia se establecerán las bases para que se reproduzcan en 8 estados más los modelos de investigación trabajados: en 4 casos se estudiarán las disparidades en el sistema de justicia juvenil y en los otros 4 estados se investigará la relación entre salud mental y justicia para los jóvenes. "Los jóvenes latinos son el futuro del país. No podemos permitirnos perder una generación de jóvenes en las manos del sistema de justicia juvenil", concluyó Arboleda.

Descarga la aplicación

en google play en google play