Escúchenos en línea

Anuncian en Chicago caminata de cuatro días en reclamo de reforma migratoria

Agencia EFE. Desde Chicago | 8 de Agosto de 2006 a las 00:00
Grupos defensores de los indocumentados anunciaron este lunes una caminata de cuatro días hasta el suburbio de Batavia, Illinois, para presionar al presidente de la Cámara de Representantes, Dennis Hastert, a que acelere el debate sobre la reforma migratoria en el Congreso. La denominada "Caminata de los trabajadores por la justicia migratoria" se realizará entre el 1 y 4 de septiembre, en un recorrido de 65 kilómetros entre el barrio Chino de Chicago y las oficinas de distrito del legislador republicano, que representa a Illinois. Según lo anunciado, los manifestantes realizarán una audiencia pública frente al local, diferente de las organizadas por Hastert para discutir los proyectos aprobados por el Congreso. Miembros del Comité 10 de Marzo, que organizó dos marchas multitudinarias en Chicago en marzo y mayo pasado en reclamo de la reforma, dijeron en conferencia de prensa que la caminata servirá para replantear la discusión sobre formas de legalizar a millones de indocumentados. Jorge Mujica dijo que la comunidad inmigrante debe plantear a los congresistas una postura totalmente de lucha, para exigir una reforma con equidad para todos. La directora de la Liga de Servicio Chino-Americana, Esther Wong, enfatizó en que la comunidad que representa está participando porque piden algo que está dentro del derecho internacional, y que es el reconocimiento de esta fuerza inmigrante dentro del desarrollo integral de la nación. Por su parte, Juan Salgado, presidente de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes y Refugiados de Illinois (ICIRR), explicó que se está convocando al mayor número posible de gente, porque los congresistas no están recogiendo el sentir general en las audiencias que hacen, y están excluyendo a regiones donde viven muchos inmigrantes y no están respetando los derechos humanos. También se hicieron presentes Toure Muhammad, de la comunidad islámica; la reverenda Willy Barrow, que representó a la comunidad afroamericana; así como líderes de los suburbios, como Marta Rodríguez, directora del Centro Cristo Rey, de Aurora. Janaan Hashim, del Consejo de Organizaciones Islámicas, insistió en que quieren que el Congreso se dé cuenta de que no se trata sólo de una etnia, de un reclamo aislado, sino que es una lucha comunitaria nacional, en la que todos los grupos se han identificado por tener problemas comunes y la necesidad conjunta de involucrarse para gozar de sus derechos plenos. José Artemio Arreola, del Movimiento 10 de Marzo, dijo que no podía anticipar la cantidad de personas que participará en la caminata, aunque se espera que mucha gente lo haga solamente durante el tiempo en que los caminantes atraviesen sus vecindarios. La caminata partirá desde el barrio Chino hacia Pilsen y La Villita, dos de los principales barrios mexicanos de Chicago, para luego continuar por suburbios como Cicero, Berwyn, Elmhurst y West Chicago, que tienen una gran población latina. Los organizadores pidieron voluntarios y donaciones de alimentos, agua y alojamiento. El padre Claudio Holzer, de la iglesia San Carlos Borromeo del suburbio de Melrose Park, dijo que su parroquia se encargará de elaborar comida para 500 personas, mientras que otras iglesias habilitarán gimnasios escolares para que los caminantes puedan pasar la noche.

Descarga la aplicación

en google play en google play