Escúchenos en línea

Industria de árboles de navidad de Carolina del Norte depende de latinos

Agencia EFE. Desde Charlotte. | 13 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La industria de siembra, cuidado y tala de árboles de Navidad, que genera 100 millones de dólares a la economía de Carolina del Norte, depende en gran parte de la mano de obra latina, según el Departamento Forestal del estado. Un estudio de la dependencia indicó que los trabajadores latinos, que suman un aproximado de 1.000, intervienen en todo el proceso de producción de estos árboles, desde colocar la semilla, fertilización, poda y tala, hasta la distribución. "No podríamos tener un hermoso arbolito en nuestra sala sino fuera por los latinos. Su trabajo es tan vital, que de faltar esa mano de obra, la industria sufriría grandes pérdidas", afirmó este jueves a Efe Linda Gragg, presidenta de la Asociación de Árboles de Navidad del estado. Según James Hamilton, del Departamento Forestal del estado, los latinos son contratados por las granjas productoras al inicio de la primavera hasta el mes de diciembre, cuando inicia la distribución. "La industria necesita constantemente esta mano de obra. Algunos son reclutados directamente desde sus países de origen, siendo México el destino más popular, pero tenemos trabajadores de América Central y el Caribe", resalta Hamilton. De acuerdo con Gragg, cada año se producen 50 millones de árboles en 1.600 granjas del estado que se dedican a esta industria, que genera ganancias por el orden de los 134 millones de dólares. Se calcula que el 85 por ciento de los trabajadores de estas granjas es latino. Carolina del Norte es el segundo productor nacional de árboles de Navidad y solamente ha sido superado en varias ocasiones por el estado de Oregón. La Asociación Nacional de Árboles de Navidad ha seleccionados en nueve ocasiones a Carolina del Norte para que prepare el árbol oficial de la Casa Blanca. Este año, el hermoso árbol tipo "fraser" que adorna la vivienda oficial del presidente, proviene de las montañas de este estado. A pesar que la producción y venta de éstos árboles son importantes, para los dueños de las granjas es más esencial "mantener el crecimiento de la industria". Algunos opinan que en los latinos está el futuro. "En los años noventa contraté a mis primeros trabajadores latinos. Eran siete hermanos mexicanos. Hoy son productores de árboles como yo", dijo a Efe Run Hudler, presidente de Hudler Carolina Trees Farms, en West Jeferson, al occidente del estado. Hudler enfatizó sobre la necesidad de aprobar una reforma migratoria, que permita a más productores como él contratar legalmente a trabajadores inmigrantes. "Nadie como ellos puede hacer este trabajo. Los antiinmigrantes como Lou Dobbs (presentador de noticias de CNN) no entienden que no podemos encontrar gente local que quiera pasar 12 horas trabajando en el campo por 15 dólares la hora", resaltó Hudler. Tanto Gragg como Hudler coinciden que ante la falta de una reforma migratoria que permita aumentar el número de visas de trabajo H-2B que utiliza la industria, se ha generado preocupación entre las compañías y los empleados. "Hay que hacer algo pero urgente. No podremos sobrevivir más tiempo con una constante incertidumbre de si tendremos empleados para la próxima temporada. Sin ellos no existiríamos", enfatizó el productor. Además de distribuirse en todo el país, los árboles de Navidad de las montañas de Carolina del Norte son exportados a algunas islas del Caribe, México, Canadá, diferentes países de América Latina, Japón, entre otros.

Descarga la aplicación

en google play en google play