Escúchenos en línea

Marcha contra la xenofobia en Cantabria

Madrid, España. Agencias | 9 de Septiembre de 2017 a las 16:56

Cientos de cántabros convocados por una veintena de movimientos sociales han defendido una sociedad “diversa” frente al “discurso de odio” y la xenofobia de colectivos que lanzan mensajes en contra de la población inmigrante.

La manifestación se ha desarrollado bajo la lluvia y ha concluido en la Plaza de la Esperanza.

Bajo el lema ‘Cantabria para todas’, varios cientos de personas han participado en una manifestación por el centro de Santander y, previamente, en una Fiesta por la Convivencia en la Plaza Porticada, para demostrar que el racismo, la xenofobia o la LGTBfobia ”no tienen espacio en nuestras calles” y reivindicar una sociedad “incluyente, decente, digna, humana, diversa, plural…”, “que luche unida y acoja”.

En el encuentro en la Porticada ha habido actividades para niños y una exposición que desmonta los tópicos contra la inmigración –como que existan ayudas específicas para ellos o que sean quienes más usen la sanidad–.

Los convocantes rebatían el discurso que contrapone inmigración y situación económica, y que pone el énfasis en el desempleo vinculándolo con la presencia de inmigrantes, argumentando ellos que no son los inmigrantes los que fijan los que recortan sueldos, servicios públicos o aprueban las reformas laborales o practican la corrupción.

En el manifiesto se recordaba la relación de este colectivo con otros grupos fascistas de todo el país que “pretenden hacerse pasar por almas caritativas” con las prácticas de recogidas de alimentos, sólo para españoles, de las que excluyen a ciudadanos de otros países o razas.

Participaron movimientos como la Asamblea contra el Racismo y la Discriminación, Libres, Pasaje Seguro, ALEGA, Interpueblos, la Asamblea de Mujeres, MUJOCA, el Colectivo de Estudiantes, Cantabria No Se Vende, Alcuentru, Ijanas, Bertol Brecht, etc…. También han acudido representantes de partidos como Podemos, Izquierda Unida, Santander Sí Puede, PCPE y PSOE, con la asistencia del director general de Cooperación al Desarrollo del Gobierno de Cantabria, Jorge Gutiérrez.

Jóvenes en el acto de la Plaza Porticada

Al igual que en las últimas citas reivindicativas en Cantabria, como las últimas manifestaciones del 8 de Marzo por el Día de la Mujer o, sobremanera, ante la visita a Cantabria del bus de Haztoír con mensajes contra los menores transexuales y que se toquen estos temas en los colegios, ha habido una importante presencia de gente joven.

También se ha contado con un bloque de movimientos sociales de la comarca del Besaya, que será estable para evitar actitudes racistas, xenófobas y de odio.

Esta manifestación se convocó ante la preocupación por el auge de discursos contra los inmigrantes, el mismo día que una asociación –Alfonso I– organizaba unas charlas y otra manifestación, a la misma hora y con recorrido cercano, convocada previamente, en la que abogaban por lo que llaman “prioridad nacional”, es decir, el acceso preferente de españoles a ayudas públicas en perjuicio de ciudadanos de otras nacionalidades.

Ha habido actividades para niños

Ambas manifestaciones no han llegado a coincidir, si bien la parte final de ambas estaba muy cercana y comunicada. En los días previos, en la librería La Vorágine (que ha acogido alguna reunión de activistas) se pegaron pegatinas con insultos de “asesinos” o “robagallinas” y jóvenes que difundían la manifestación por la convivencia han advertido de incidentes cuando pegaban los carteles, al coincidir con quienes pegaban carteles de la manifestación contra las ayudas a los inmigrantes.

A la manifestación de Alfonso I, han acudido un centenar de personas, según fuentes policiales, entre los que se encontraban bastantes asistentes procedentes de otros lugares, como Salamanca o el País Vasco, ya que el encuentro al que asistían es de ámbito estatal, si bien no se ha celebrado en el Hotel Bahía, donde estaba previsto debido a que este establecimiento rechazó hacerlo al ver la reacción negativa que provocaba que acogiera sus charlas.

En su discurso han aludido al “suicidio” que supone para la sociedad europea la llegada de refugiados y han mostrado el temor a que personas de otras culturas hagan la “guerra santa” y han hecho un llamamiento a llevar estos mensajes y prácticas a las instituciones,

Además, han llamado “miserables” a los concejales de Izquierda Unida y Santander Sí Puede en el Ayuntamiento de Santander y se han referido a los movimientos sociales que rechazan el racismo como una “mafia” con “mamporreros”.


Descarga la aplicación

en google play en google play