Escúchenos en línea

Indemnizarán a familia de anciano latino de Denver muerto por policía

Agencia EFE. Desde Denver. | 14 de Diciembre de 2007 a las 00:00
Las autoridades de Denver podrían indemnizar a la familia de un anciano latino paralítico que murió de un balazo a manos de un policía en julio de 2004 para evitar que la demanda llegue a instancias federales, informó este viernes el abogado de la familia de la víctima. Según Ken Padilla, tanto el alcalde de Denver, John Hickenlooper, como el Concejo Municipal estudian el pago de una indemnización de 900.000 dólares, que se destinaría a los cuatro hijos de Frank Lobato, Francisco, Anthony, Bárbara y Ramona, y a pagar el costo de los servicios del abogado. De acuerdo con las ordenanzas vigentes, el Concejo Municipal de Denver debe autorizar el pago de la indemnización. Padilla confía que los concejales tomarán esa decisión la semana próxima. El pasado 4 de diciembre el juez federal del distrito de Colorado, Lewis T. Babcock ordenó llevar a juicio al Departamento de Policía de Denver por la muerte de Lobato, ocurrida el 11 de julio del 2004. En ese mismo fallo, el juez Babcock rechazó algunos de los puntos incluidos en la demanda judicial presentada por la familia de Lobato, pero consideró que había méritos suficientes como para que un jurado especial escuche el caso. El magistrado también dictaminó que, de acuerdo con las investigaciones hasta ahora realizadas, el ingreso de Ford en la casa de Lobato fue ilegal y que tanto Ford como sus supervisores pueden ser acusados de uso excesivo de fuerza. De acuerdo con los investigadores, el día de los hechos el agente Ranjan Ford entró por una escalera al segundo piso de la casa en la que vivía Lobato, durante un operativo para buscar a un individuo que ya no estaba en esa residencia. Lobato, quien tenía 63 años, sufría de varios padecimientos por adicciones y por haber vivido en la calle, hasta que su familia lo llevó a esa vivienda en el oeste de Denver, donde permanecía recluido. El reporte policial indica que Lobato, aparentemente al verse sorprendido por la inesperada presencia de un policía dentro de su habitación, hizo un movimiento con sus brazos mientras tenía en su mano una lata de bebidas gaseosas. Ford dijo que confundió esa lata con un arma de fuego y disparó contra el anciano, quitándole la vida. "Ninguna cantidad de dinero le devolverá la vida a este hombre, una vida que terminó debido a un grave error", comentó Padilla. Por su parte, David Fine, abogado en jefe de la ciudad de Denver, emitió un comunicado en el que sostiene que "nuestra meta es llegar a un acuerdo que represente el mejor interés de la ciudad, que trate con justicia a la familia de Lobato, y que nos permita poner fin a esta situación".

Descarga la aplicación

en google play en google play