Escúchenos en línea

Implican a indocumentado en caso de camión en el que murieron inmigrantes en Texas

San Antonio. Agencias | 21 de Septiembre de 2017 a las 17:28

Las autoridades identificaron a Pedro Silva Segura, un inmigrante indocumentado y residente de Laredo, Texas, como el nuevo implicado en el caso de tráfico humano que dejó 10 muertos al interior de un camión que alcanzó altas temperaturas en San Antonio.

Un jurado investigador federal agregó a Silva como nuevo sospechoso y acordó presentar nuevos cargos para James Matthew Bradley Jr., el conductor del vehículo de carga que fue encontrado fuera de un Walmart al sur de la ciudad el 23 de julio.

A través de un comunicado dado a conocer el miércoles 20 de julio, el fiscal federal para el oeste de Texas, Richard L. Durbin y autoridades federales de migración, informaron el gobierno federal que no buscará la pena de muerte para Bradley, en caso de ser encontrado culpable.

Tanto Bradley como Silva podrían enfrentar siete cargos por conspiración para transportar y albergar a inmigrantes indocumentados por ganancias financieras y que terminó en muertes; un cargo por conspiración para transportar y albergar a inmigrantes indocumentados que resultó en lesiones graves y poner en peligro sus vidas, así como dos cargos por transportación de inmigrantes indocumentados que resultó en lesiones corporales graves y puso en riesgo sus vidas.

Bradley enfrenta tres cargos más por transportación de inmigrantes indocumentados que resultó en muerte; transportación de inmigrantes indocumentados que llevó a heridas graves y puso en riesgo sus vidas y posesión de un arma de fuego por parte de un delincuente convicto.

De ser encontrado culpable, Silva podría pasar 20 años en una prisión federal.

Mientras tanto, los sobrevivientes que viajaban en el camión, podrían enfrentar la deportación, después de que una jueza federal dijera que ya no serán considerados como testigos materiales del caso.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) confirmó a Mundo Hispánico el 6 de septiembre a través de su portavoz, Adelina Pruneda, que la custodia de los extranjeros había sido transferida a ICE y estaba pendiente la resolución de sus casos en inmigración.

Hasta el momento, no se ha tenido respuesta por parte de los abogados que defienden a los sobrevivientes sobre sus procesos migratorios.


Descarga la aplicación

en google play en google play