Escúchenos en línea

Alcalde de Colorado, «frustrado» por no deportar a migrantes

Agencia EFE. Desde Denver. | 17 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El alcalde de Aurora, la segunda ciudad más populosa de Colorado, expresó su frustración debido a la falta de cooperación por parte de las autoridades federales para arrestar y deportar a los inmigrantes indocumentados que allí residen. El alcalde Ed Tauer dijo durante un foro público organizado por un canal de televisión local (9News), que las ordenanzas municipales de Aurora requieren que la policía notifique a las autoridades federales y específicamente al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) cada vez que la policía "se pone en contacto con una persona sospechosa de estar ilegalmente en Estados Unidos". Tauer aclaró que la notificación sólo se realiza si el sospechoso está acusado de crímenes o de delitos mayores. "Sin embargo, la mayoría de las veces, de hecho, absolutamente la mayor parte del tiempo, ellos (los agentes del ICE) no vienen a llevarse a los detenidos ni quieren que nosotros los dejemos detenidos", comentó Tauer. "Creo que en el último año y medio, por ejemplo, ellos (el ICE) vinieron a buscar sólo a unas 30 personas de entre las miles de veces que los llamamos. Esos fueron los únicos casos en que quisieron a alguien que fue detenido por nosotros", agregó. Por otro lado, Tauer indicó que no respalda las gestiones para imponer sanciones municipales a quienes alquilen (renten) apartamentos o viviendas a inmigrantes indocumentados. Según el alcalde, ese tipo de medidas, ya vigentes en otras ciudades, ha sufrido varios reveses legales en cortes federales y es posible que casos similares lleguen hasta la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos. "Sólo una vez que la Corte Suprema decida el caso, entonces nosotros decidiríamos qué medidas podríamos llegar a implementar", comentó. Tauer tampoco buscará imponer sanciones locales a empresas de Aurora que a sabiendas contraten a inmigrantes indocumentados debido a que "ya existen leyes estatales y federales al respecto". El funcionario, quien ganó su reelección el mes pasado, recientemente indicó que Aurora destina cinco millones de dólares al año para pagar por los servicios que la policía y los bomberos proveen a indocumentados, aunque no especificó la fuente de esa cifra. Tauer reconoció que los inmigrantes indocumentados "también pagan impuestos, pero esos ingresos no compensan los gastos que ellos generan". Aurora cuenta con casi 300.000 habitantes, de los cuales un 20 por ciento son de origen latino, pero en los barrios del norte de esta ciudad, el 60 por ciento de los residentes y el 80 por ciento de los estudiantes en las escuelas públicas son latinos. Aurora es la sede tanto de la oficina regional del ICE como del centro de detención de inmigrantes de esa agencia federal.

Descarga la aplicación

en google play en google play