Escúchenos en línea

Muere un inmigrante subsahariano tras ser abandonado por el patrón de la embarcación

Motril. Europa Press. | 22 de Octubre de 2017 a las 13:39

El Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil ha rescatado este domingo, sobre las 11,45 horas, el cadáver de un varón de origen subsahariano que se encontraba flotando en las proximidades del Dique Sur "tras ser abandonados por el patrón" de embarcación en la que viajaban.

Según ha informado a Europa Press una portavoz de la Delegación del Gobierno, el inmigrante formaba parte de un grupo de 18 que fue abandonado sobre las 6,40 horas por el patrón de la embarcación en la que viajaban cuando se aproximaba a los límites costeros de Melilla, justamente el referido Dique Sur y del que no se supo nada hasta cinco horas después.

La Delegación ha señalado que los ocupantes de la embarcación estaban desprovistos de chalecos salvavidas, salvo en dos casos que sí los portaban, y que "en algunos casos no sabían nadar" "Fueron auxiliados por el dispositivo de vigilancia fronteriza de la Guardia Civil y los especialistas del GEAS", ha explicado.

Una vez en tierra declararon que el grupo lo formaban 18, por lo que el GEAS comenzó a dar batidas hasta dar con el cadáver del pasajero desaparecido, que ha sido hallado muerto horas más tarde.

La portavoz gubernamental ha detallado que la embarcación, de alta velocidad, los abandonó sobre las 6,40 horas cerca de los límites costeros de Melilla y regresó hacia la costa marroquí, "sin reparar en que no portaban en su mayoría chalecos ni sabían nadar en algunos casos".

"A falta de concretar la investigación, es posible que estemos asistiendo a un nuevo 'modus operandi', tendente a forzar la entrada irregular de inmigrantes vía marítima, aún a costa de poner en extremo riesgo sus vidas, tal cual ha sucedido en el día de hoy", ha indicado la citada fuente.
Mafias de la inmigración

El resto de los auxiliados, 17 subsaharianos, todos varones salvo una mujer, y en todos los casos adultos, fueron atendidos por Cruz Roja, tras activarse el habitual protocolo por parte de la Guardia Civil.

Dos de ellos, una mujer que tragó agua y un varón que sufría hipotermia, fueron traslados al Hospital Comarcal, pero ya se encuentran dados de alta y en el CETI, como el resto de los inmigrantes auxiliados por la Benemérita.

Desde la Delegación del Gobierno han mostrado su pesar por lo sucedido y condenan, una vez más, "el espurio negocio de las mafias que trafican con la vida de los inmigrantes, así como las perniciosas consecuencias de quienes favorecen este tipo de tráfico humano desde un erróneo concepto de solidaridad que plantea una inadmisible confrontación entre los controles de seguridad necesarios y el también necesario respeto a los derechos humanos".

Asimismo, el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, ha trasladado una vez más su apoyo a la Guardia Civil "en su difícil tarea de custodia de la frontera sur de Europa y subraya la labor constante y humanitaria que realizan a diario, con especial mención para los GEAS".

 


Descarga la aplicación

en google play en google play