Escúchenos en línea

Cientos de beneficiarios del TPS piden extensión del programa

Washington. Agencias | 24 de Octubre de 2017 a las 17:21

Cientos de inmigrantes, en su mayoría salvadoreños, hondureños y haitianos, se congregaron el martes frente a la Casa Blanca para pedir a la administración del presidente Donald Trump que extienda el Estatus de Protección Temporal (TPS), un beneficio migratorio que ampara a más de 320,000 personas en Estados Unidos.

“A través del TPS, nosotros hemos podido trabajar legalmente en este país, hemos formado una familia, nos ha permitido ser propietarios de nuestras propias compañías, nos ha abierto las puertas de las universidades para estudiar y también nos ha dado beneficios de los cuales hemos gozado nosotros y nuestras familias”, dijo Edwin Murillo, un salvadoreño que viajó desde Dallas, Texas, para participar de la manifestación.

La concentración fue parte de la semana de acción organizada por la Alianza Nacional por el TPS, la cual comenzó el sábado y concluirá el miércoles, con la participación de cientos de inmigrantes que llegaron de diversos estados a Washington D.C. para abogar por la extensión del beneficio migratorio.

“Hemos tenido 350 ‘tepesianos’ que han venido de todo el país. Ellos mismos se han financiado sus viajes, ellos mismos han estado trabajando a nivel local, construyendo esta Alianza Nacional TPS para participar en esta segunda jornada en Washington D.C.”, dijo a Mundo Hispánico Marta Arévalo, activista del Centro de Recursos Centroamericanos (CERECEN) basado en Los Ángeles, California.

Arévalo dijo que esta semana de acción tiene tres objetivos: pedir la extensión del TPS por 18 meses más para todos los países protegidos por ese beneficio, pedir una legislación que ofrezca a los beneficiarios de ese estatus temporal una vía a la residencia permanente y la ciudadanía, y organizar a las comunidades afectadas para que hagan oír sus voces y defiendan sus derechos.

Visitaron a congresistas para pedirles apoyo

Como parte de la semana de acción por el TPS, los inmigrantes que llegaron de otros estados a la capital estadounidense esta semana, realizaron visitas a representantes y senadores en el Capitolio, para pedirles una solución legislativa a su situación migratoria.

Joaquín Godínez, junto con otros tres activistas, conversó con asesores del representante John Carter, republicano de Texas.

Entre ese grupo estuvo el salvadoreño Joaquín Godínez, quien vive en Dallas, Texas, desde hace 21 años y es dueño de una llantería gracias a su estatus migratorio temporal.

“Vengo representando los mismos trabajadores míos porque está en peligro que se nos quite el TPS”, dijo Godínez a Mundo Hispánico. “Lo que estamos buscando es que se nos dé una renovación y una legislación para tener un estatus mejor, una residencia”.

Junto a otros beneficiarios del TPS, Godínez visitó a varios legisladores, entre ellos el representante republicano John Carter, de Texas, y aunque no obtuvo una respuesta definitiva, notó un avance en cuanto al interés de los legisladores en el tema.

“Ahora ellos mismos saben la fecha que se nos vencen los permisos (de trabajo) para cada país, ya saben de nosotros. De la última visita en junio, a ahora hay mucha diferencia, ya están más compenetrados a lo que es el TPS”, dijo Godínez.

Planean jornada de ayuno por el TPS

Además de las visitas legislativas, algunos activistas planean iniciar este miércoles una campaña de ayuno por el TPS, hasta que el gobierno federal anuncie su decisión en cuanto al beneficio que protege a hondureños y haitianos, previsto para noviembre.

“Somos nueve personas que vamos a estar en ayuno constante. Yo por lo menos voy a estar en Dallas haciendo el ayuno y otros compañeros van a estar haciéndolo en Washington, otros en Maryland, en Nebraska… y vamos a darle seguimiento hasta que se dé la decisión del DHS”, dijo Murillo.


Descarga la aplicación

en google play en google play