Escúchenos en línea

Ultimátum de ACLU para liberación de niña inmigrante

Washington. Agencias | 31 de Octubre de 2017 a las 18:44

Rosa María Hernández, una niña indocumentada que padece de parálisis cerebral y que fue intervenida quirúrgicamente de la vesícula y que fue trasladada a un centro de detención de inmigrantes para su deportación, causó indignación en la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) quien ha tomado el caso y emitió un ultimátum al gobierno para que libere a la pequeña. Si su petición es ignorada entablará acciones legales en su contra.

Según Univisión, la organización a través de una carta ha emitido su exigencia al gobierno estadounidense para la liberación de la pequeña Rosa María, ya que su detención, su traslado del hospital al centro de detención y su trámite de deportación está violentando la normativa de la agencia de seguridad.

"Demandamos que el gobierno federal libere inmediatamente a Rosa María Hernández", dice textualmente el documento emitido por ACLU.

"El hecho de que el Departamento de Seguridad Interna y la Patrulla Fronteriza no quieran ejercer discreción en un caso como el de Rosa María habla sobre la falta de empatía de esta administración” señaló Astrid Domínguez, estratega de políticas de ACLU en Texas.

Fue el pasado 24 de octubre cuando Rosa María era trasladada de urgencias en una ambulancia de Laredo a un hospital infantil de Corpus Christi en Texas en donde sería intervenida quirúrgicamente al presentar problemas de vesícula, en esos momentos era acompañada por Aurora Cantu, su prima de 34 años de edad y residente legal en el país, cuando fueron interceptadas por una patrulla fronteriza que ordeno al chofer detener el vehículo para solicitar la documentación de ambas.

A pesar de la emergencia los agentes migratorios permitieron que la ambulancia retomara su traslado media hora después y fue custodiada hasta el nosocomio infantil en donde iniciaron el trámite para la deportación de la menor a México.

Los agentes migratorios interceptaron a la menor cuando era trasladada en una ambulancia, para recibir atención médica. (Foto: @el_dinamo)

Por temor a ser deportada, la madre de Rosa María no ha podido estar con su hija y brindarle su apoyo, ante la amenaza de que las autoridades migratorias la detengan y la deporten a su país, por lo que la niña se encuentra sola en el centro de detención para inmigrantes.

"Aunque sean indocumentados la Constitución protege ese derecho sagrado entre mamá e hija y eso va a ser la base de la demanda", explicó Alex Gálvez abogado de inmigración.

La organización civil criticó la actuación de los agentes migratorios antes, durante y después de la intervención y ha denunciado que no contaban con una orden judicial para efectuar la detención de la menor, que debería de ver sido entregada a sus familiares después de la operación.

Los directicos de ACLU dijeron que la niña no puede ser deportada, porque el próximo 2 de noviembre tiene que acudir a una cita médica.

"ICE no debió abrir este caso, una niña no es una amenaza", señaló Shannon Pérez, una de las manifestantes.

El documento redactado por los activistas fue entregado al Departamento de Seguridad Interna, al Departamento de Salud y Servicios Humanos, así como a organismos oficiales, en ella informan a las autoridades que si este martes antes de las 14:00 horas no regresan a la menor continuarán el proceso legal en contra del gobierno de Estados Unidos.


Descarga la aplicación

en google play en google play