Escúchenos en línea

Colisión en Arizona ilustra riesgos para indocumentados

Claudia Torrens, agencia EFE. Desde Boston. | 8 de Agosto de 2006 a las 00:00
La principal organización hispana de Cambridge es blanco de burlas y críticas de grupos anti-inmigrantes después de que el Ayuntamiento aprobara una resolución que define a la ciudad como "santuario" de inmigrantes. Grupos como la organización anti-inmigrante ProjectUSA, con oficinas en Nueva Jersey, recaudan dinero para levantar vallas publicitarias a lo largo del país que sugieren a los inmigrantes hispanos que se vayan de sus estados y se muden masivamente a Cambridge. Los carteles se burlan de la resolución y ofrecen ayuda para el viaje. Las vallas publicitarias proponen decir "Atención: Inmigrantes ilegales. Cambridge, Massachusetts, es una ciudad santuario. Para ayuda en cómo llegar allí por favor contacte www.projectusa.org/NJ-masstransit." El alcalde de Cambridge, Kenneth E. Reeves, y concejales decidieron este año reafirmar la categoría de la ciudad como "santuario" para proteger a los inmigrantes indocumentados, un término que adoptaron por primera vez en 1985. Según la resolución, Cambridge, sede de la Universidad de Harvard, se compromete a reafirmar los derechos humanos de los inmigrantes ilegales y a no llevar a cabo redadas contra indocumentados. La organización Centro Presente, que defiende los derechos de inmigrantes latinos en Estados Unidos, lanzó hace meses una campaña a favor de la iniciativa. "Aunque haya leyes anti-inmigrantes, Cambridge no las pondrá en práctica. La clave es reafirmar la humanidad de las personas independientemente de su situación migratoria", dijo a Efe Patricia Montes, organizadora comunitaria de Centro Presente. Montes describió las burlas de grupos como ProjectUSA como "lamentables". "Hay mucho desconocimiento con respecto a la comunidad inmigrante. Los inmigrantes somos seres humanos que tienen años de no ver a sus familias y que vienen a trabajar duro", explicó la activista. ProjectUSA critica a Centro Presente y a varios concejales de Cambridge en su página web (www.projectusa.org), donde también informa a los inmigrantes de dónde pueden comprar boletos de autobús para desplazarse a Cambridge. "La ciudad de Cambridge ha anunciado que te protegerá de la inhumanidad, injusticia e inmoralidad del resto de América", anuncia el sitio de internet del grupo a los hispanos sin papeles que viven en Nueva Jersey. El director de ProjectUSA, Craig Nelsen, no contestó a las llamadas de Efe para hacer comentarios sobre la posición de su grupo. Centro Presente trabaja para impulsar el mismo modelo de "ciudad santuario" en otros pueblos y ciudades del país. Su campaña es un ejemplo de cómo el debate sobre la reforma de inmigración en EEUU empuja a pueblos y ciudades a tomar la iniciativa en lo que respecta a la política migratoria. Burlington, en Vermont; Maywood, en California, y San Antonio, en Texas, son algunas de las ciudades que se han declarado ciudad santuario o han aprobado resoluciones en las que dan la bienvenida a inmigrantes ilegales. Otras han tomado el camino contrario y han endurecido los reglamentos locales contra los indocumentados. Jerry Villacrés, editor del diario en español El Planeta, describió la idea de "ciudad santuario" como algo "muy sensato y muy inteligente" y criticó a "grupos xenófobos que se mofan de la ciudad". "Los inmigrantes indocumentados son los esclavos económicos del siglo veintiuno. Son muy convenientes para los países ricos", dijo a Efe Villacrés, residente de Cambridge. "Pero esta gente son seres humanos. Deben ser respetados", enfatizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play